Nuevo

La división entre naturaleza y cultura

La división entre naturaleza y cultura



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La naturaleza y la cultura a menudo se ven como ideas opuestas: lo que pertenece a la naturaleza no poder ser el resultado de la intervención humana y, por otro lado, se logra el desarrollo cultural en contra naturaleza. Sin embargo, esta no es la única toma de la relación entre naturaleza y cultura. Los estudios sobre el desarrollo evolutivo de los humanos sugieren que la cultura es parte integrante del nicho ecológico dentro del cual nuestra especie prosperó, lo que hace que la cultura sea un capítulo en el desarrollo biológico de una especie.

Un esfuerzo contra la naturaleza

Varios autores modernos, como Rousseau, vieron el proceso educativo como una lucha contra las tendencias más erradicadas de la naturaleza humana. Los humanos nacen con salvaje disposiciones, como la de usar la violencia para alcanzar las propias metas, comer y comportarse de manera desorganizada, y / o actuar de manera egoísta. La educación es ese proceso que utiliza la cultura como antídoto contra nuestras tendencias naturales más salvajes; Es gracias a la cultura que la especie humana podría progresar y elevarse por encima y más allá de otras especies.

Un esfuerzo natural

Sin embargo, durante el último siglo y medio, los estudios en la historia del desarrollo humano han aclarado cómo la formación de lo que llamamos "cultura" en un sentido antropológico es parte de la adaptación biológica de nuestros antepasados ​​a las condiciones ambientales en las que ellos vinieron a vivir.
Considere, por ejemplo, la caza. Tal actividad parece una adaptación, que permitió a los homínidos moverse del bosque a la sabana hace unos millones de años, abriendo la oportunidad de cambiar la dieta y los hábitos de vida. Al mismo tiempo, la invención de las armas está directamente relacionada con esa adaptación, pero de las armas desciende también toda una serie de habilidades que caracterizan nuestro perfil cultural, desde herramientas de carnicería hasta reglas éticas relacionadas con el apropiado utilizar de armas (por ejemplo, ¿deberían volverse contra otros seres humanos o contra especies que no cooperan?). La caza también parece responsable de un conjunto completo de habilidades corporales, como el equilibrio sobre un pie, ya que los humanos son los únicos primates que pueden hacer eso. Ahora, piense en cómo esta cosa tan simple está crucialmente conectada con la danza, una expresión clave de la cultura humana. Entonces queda claro que nuestro desarrollo biológico está estrechamente vinculado a nuestro desarrollo cultural.

La cultura como nicho ecológico

La opinión que llegó a ser más plausible en las últimas décadas parece ser que la cultura es parte del nicho ecológico dentro del cual viven los humanos. Así como los caracoles llevan su caparazón, nosotros también llevamos nuestra cultura.

Ahora, la transmisión de la cultura parece no estar directamente relacionada con la transmisión de información genética. Ciertamente, la superposición significativa entre la composición genética de los humanos es una premisa para el desarrollo de una cultura común que puede transmitirse de generación en generación. Sin embargo, la transmisión cultural también es horizontal entre individuos dentro de la misma generación o entre individuos pertenecientes a diferentes poblaciones. Puede aprender a hacer lasaña incluso si nació de padres coreanos en Kentucky, al igual que puede aprender a hablar tagalo, incluso si ninguno de sus familiares o amigos cercanos habla ese idioma.

Lecturas adicionales sobre naturaleza y cultura

Las fuentes en línea sobre la división entre naturaleza y cultura son escasas. Afortunadamente, hay una serie de buenos recursos bibliográficos que pueden ayudar. Aquí hay una lista de algunos de los más recientes, de los cuales se pueden recuperar las opiniones más antiguas sobre el tema:

  • Peter Watson, La gran brecha: naturaleza y naturaleza humana en el viejo mundo y en el nuevo, Harper, 2012.
  • Alan H. Goodman, Deborah Heat y Susan M. Lindee, Naturaleza / cultura genética: antropología y ciencia más allá de la división de dos culturas, University of California Press, 2003.
  • Rodney James Giblett, El cuerpo de la naturaleza y la cultura., Palgrave Macmillan, 2008.