Interesante

Biografías de la Nueva Nación - Historia

Biografías de la Nueva Nación - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Biografías de la Nueva Nación - Historia

Introducción

La Nación Navajo se extiende a los estados de Utah, Arizona y Nuevo México, cubriendo más de 27,000 millas cuadradas de incomparable belleza. Din Bik yah, o Navajoland, es más grande que 10 de los 50 estados de América.

Los visitantes de todo el mundo se sienten intrigados y desconcertados cuando escuchan el idioma navajo, al igual que el enemigo durante la Segunda Guerra Mundial. Desconocido para muchos, el idioma navajo se utilizó para crear un código secreto para luchar contra los japoneses. Se seleccionaron hombres navajos para crear códigos y servir en la línea del frente para vencer y engañar a los que estaban al otro lado del campo de batalla. Hoy en día, estos hombres son reconocidos como los famosos Habladores de códigos navajos, que ejemplifican la valentía y el patriotismo inigualables del pueblo navajo.

Gobierno de la Nación Navajo

Hoy en día, la Nación Navajo se esfuerza por mantener una economía viable para una población en constante crecimiento que supera las 250.000 personas. En años pasados, Navajoland a menudo parecía ser poco más que una sección desolada del suroeste, pero era solo cuestión de tiempo antes de que la Nación Navajo se conociera como una nación rica en un mundo propio. El descubrimiento de petróleo en Navajoland a principios de la década de 1920 promovió la necesidad de una forma de gobierno más sistemática.

En 1923, se estableció un gobierno tribal para ayudar a satisfacer los crecientes deseos de las compañías petroleras estadounidenses de arrendar Navajoland para la exploración. El gobierno navajo se ha convertido en la forma más grande y sofisticada de gobierno indígena americano. Las Cámaras del Consejo de la Nación Navajo albergan a 88 delegados del consejo que representan a 110 capítulos de la Nación Navajo.

Vea al gobierno de la Nación Navajo en acción mientras los 88 delegados del Consejo (que representan a 110 capítulos o comunidades de la Nación Navajo) discuten temas críticos y promulgan leyes para determinar el futuro del pueblo Navajo. Reorganizados en 1991 para formar un sistema de tres poderes (ejecutivo, legislativo y judicial), los navajos conducen lo que se considera la forma más sofisticada de gobierno indio. Mientras el Consejo está en sesión, es probable que escuche a los delegados continuar con la tradición de hablar en navajo, proporcionando un ejemplo perfecto de cómo la Nación Navajo conserva su valiosa herencia cultural mientras avanza con el progreso moderno. Cuando el Consejo no está en sesión, el trabajo legislativo lo realizan 12 `` comités permanentes '' del Consejo. Dentro de las Cámaras del Consejo circulares, las paredes están adornadas con coloridos murales que representan la historia del pueblo Navajo y el estilo de vida Navajo. Para obtener más información sobre los recorridos, llame al 928-871-6417 o escriba a P.O. Box 1400, Window Rock, AZ 86515.

Habladores de código navajo

Habladores de códigos navajos En Iwo Jima, el mayor Howard Connor, oficial de señales de la 5ª División de Infantería de Marina, declaró: "Si no fuera por los navajos, los marines nunca habrían tomado Iwo Jima". Connor tenía seis hablantes de código navajo trabajando las 24 horas durante los dos primeros días de la batalla. Esos seis enviaron y recibieron más de 800 mensajes, todos sin error.

En mayo de 1942, los primeros 29 reclutas navajos asistieron al campo de entrenamiento. Luego, en Camp Pendleton, Oceanside, California, este primer grupo creó el código Navajo. Desarrollaron un diccionario y numerosas palabras para términos militares. El diccionario y todas las palabras de código tuvieron que memorizarse durante el entrenamiento. Los navajos podían codificar, transmitir y decodificar un mensaje en inglés de tres líneas en 20 segundos. Las máquinas de la época necesitaban 30 minutos para realizar el mismo trabajo. Aproximadamente 400 navajos fueron entrenados como hablantes de códigos.

Guadalcanal, Tarawa, Peleliu, Iwo Jima: los codificadores navajos participaron en todos los asaltos que los marines estadounidenses llevaron a cabo en el Pacífico entre 1942 y 1945. Sirvieron en las seis divisiones de marines, batallones de asaltantes marinos y unidades de paracaídas marinos, transmitiendo mensajes por teléfono. y radio en su idioma nativo, un código que los japoneses nunca rompieron. Durante mucho tiempo no reconocidos debido al valor continuo de su lenguaje como un código clasificado de seguridad, los codificadores navajos de la Segunda Guerra Mundial fueron honrados por sus contribuciones a la defensa el 17 de septiembre de 1992 en el Pentágono, Washington, DC Extractos tomados de un hecho Hoja preparada por el Comité Conmemorativo de la Segunda Guerra Mundial de la Armada y el Cuerpo de Marines.

La Bandera de la Nación Navajo, diseñada por Jay R. Degroat, un navajo de Mariano Lake, Nuevo México, fue seleccionada entre 140 inscripciones y fue adoptada oficialmente por el Consejo de la Nación Navajo el 21 de mayo de 1968 mediante la Resolución CMY-55-68.

Sobre un fondo marrón, el contorno de la actual Nación se muestra en color cobre con la Reserva del Tratado original de 1868 en Marrón Oscuro. En los puntos cardinales del campo bronceado se encuentran las cuatro montañas sagradas. Un arco iris que simboliza la soberanía navajo se arquea sobre la Nación y las montañas sagradas. En el centro de la Nación, un símbolo circular representa el sol sobre dos tallos verdes de maíz, que rodea a tres animales que representan la economía ganadera Navajo, y un hogar hogan tradicional y moderno. Entre el hogan y la casa hay una torre de perforación de petróleo que simboliza el potencial de recursos de la Tribu, y encima hay representaciones de la fauna salvaje de la Nación. En la parte superior, cerca del sol, el moderno aserradero simboliza el progreso y la industria característicos del desarrollo económico de la Nación Navajo.

El pequeño parque cerca del Centro de Administración de la Nación Navajo presenta el elegante arco de piedra roja que da nombre a la capital. La sede de la Nación Navajo y otras oficinas gubernamentales se construyeron muy cerca de esta formación rocosa mística.

Más recientemente, los navajos han construido un monumento a los veteranos en la base de Window Rock para honrar a los muchos navajos que sirvieron en el ejército de los EE. UU. Muchos soldados navajos son reconocidos en los anales de la historia por su papel de Code Talkers, mediante el cual utilizaron el idioma nativo para crear un código que nunca fue roto por el enemigo. Los historiadores dan crédito a los Navajo Code Talkers por ayudar a ganar la Segunda Guerra Mundial. El parque tiene muchas estructuras simbólicas: un camino circular que delinea las cuatro direcciones cardinales, 16 pilares de acero en ángulo con los nombres de los veteranos de guerra y un santuario de curación que se usa para la reflexión y la soledad que cuenta con una fuente hecha de piedra arenisca. Abierto todos los días de 8 a.m. a 5 p.m. Para obtener más información, llame al 928-871-6647 o escriba a Navajo Nation Parks & Recreation Dept., P.O. Box 9000, Window Rock, AZ 86515

El moderno Museo Navajo está dedicado a preservar e interpretar la rica y única cultura de la Nación Navajo. Exhibiciones nativas, una tienda de libros y regalos, un snack bar, un auditorio, un anfiteatro al aire libre, un quiosco de información, una biblioteca y un auténtico hogan navajo en el lugar completan el centro. El Museo está abierto de 8 a. M. A 8 p. M. De martes a viernes, y de 8 a. M. A 5 p. M. Los lunes y sábados. Para obtener más información, llame al 928-871-7941, o escriba al museo a: P.O. Box 1840, Window Rock, AZ 86515.
más


Biografías de la Nueva Nación - Historia

Aclamada por su ahora famosa advertencia de que los Padres Fundadores "recuerdan a las damas" en sus nuevas leyes, Abigail Adams no solo fue una de las primeras defensoras de los derechos de las mujeres, fue una confidente y asesora vital de su esposo John Adams, el segundo presidente de la nación. . Se opuso a la esclavitud y apoyó la educación de la mujer.

Nacido en una familia prominente en Weymouth, Massachusetts el 11 de noviembre de 1744, el padre de Adams, el reverendo William Smith, era parte de una prestigiosa comunidad ministerial dentro de la Iglesia Congregacional. Su madre Elizabeth era descendiente de la familia Quincy. Como otras mujeres, Abigail no tenía educación formal, pero se valió de la biblioteca de la familia para dominar materias que la mayoría de las mujeres nunca consideraron. También se unió a su madre para atender a los pobres y enfermos.

En 1764, Abigail se casó con John Adams, un graduado de Harvard que comenzó una carrera en derecho. La pareja se mudó a la granja de Adams en Braintree, al sur de Boston, y tuvo tres hijos y dos hijas. A medida que su esposo viajaba cada vez más como abogado, revolucionario político y, después de la Revolución, diplomático, Abigail administraba sus negocios agrícolas y sus asuntos comerciales mientras criaba a los hijos. Aunque las mujeres casadas en este momento tenían derechos de propiedad limitados, Adams comenzó a referirse a sus propiedades como suyas. También tomó decisiones de inversión que mejoraron la prosperidad de la familia.

Desde sus primeros días de casados, la pareja inició una extensa correspondencia, que proporciona información sobre el clima social y político de los períodos revolucionario y nacional temprano en la historia de Estados Unidos. En 1776, mientras su esposo participaba en el Primer Congreso Continental en Filadelfia, Adams escribió su carta más famosa diciendo que los Padres Fundadores "recuerdan a las damas". Ella añadió, “No pongas un poder tan ilimitado en manos de los maridos. Recuerda que todos los hombres serían tiranos si pudieran ".

Aunque no es exactamente la feminista que algunos historiadores la han descrito, Adams estaba preocupada por una mayor protección para las mujeres bajo las nuevas leyes, así como por el acceso a la educación formal. Se alió con los esfuerzos de Judith Sargent Murray para expandir la educación de las mujeres porque Adams también consideraba que las madres tenían un papel vital en la preparación de los hijos para ser ciudadanos virtuosos y líderes en la nueva república. Aunque John Adams no se tomó en serio la carta de su esposa, a lo largo de su vida buscó sus opiniones sobre asuntos políticos y de otro tipo. Viajó con él por toda Europa durante cinco años (1783-1788) durante su etapa como diplomática. Cuando fue elegido presidente en 1797, Adams le escribió con entusiasmo a su esposa: "Nunca más en mi vida quise tu consejo y ayuda ..." Adams, una Primera Dama franca, a menudo defendía las posiciones de su esposo, incluida su defensa del controvertido Alien and Sedition. Hechos (1798).

En 1800, los Adams se convirtieron en la primera familia en ocupar la Casa Blanca, después de que la capital se mudara de Filadelfia a Washington, DC. Cuando Adams perdió su candidatura a la reelección en 1801, la pareja se retiró a Massachusetts, donde Abigail mantuvo correspondencia con líderes políticos, incluidos los presidentes Thomas Jefferson, que derrotó a su esposo en una elección amarga, y James Madison, así como Dolley Madison, quien permaneció influyente después de la muerte de su marido. Adams también trabajó para el avance político de su hijo, John Quincy Adams, aunque no viviría para ver su elección como presidente en 1824. Su nieto, Charles Francis Adams, publicó las cartas de Adams en 1848.


Primeros años

El condado de Albermarle, donde nació Jefferson, se encontraba al pie de las montañas Blue Ridge, en lo que entonces se consideraba una provincia occidental del Viejo Dominio. Su padre, Peter Jefferson, era un topógrafo autodidacta que amasó una propiedad ordenada que incluía a 60 esclavos. Según la tradición familiar, el primer recuerdo de Jefferson fue cuando un niño de tres años "era llevado en una almohada por un esclavo montado" cuando la familia se mudó de Shadwell a Tuckahoe. Su madre, Jane Randolph Jefferson, era descendiente de una de las familias más destacadas de Virginia. Crió dos hijos, de los cuales Jefferson era el mayor, y seis hijas. Hay razones para creer que la relación de Jefferson con su madre fue tensa, especialmente después de la muerte de su padre en 1757, porque hizo todo lo posible para escapar de su supervisión y casi no tenía nada que decir sobre ella en sus memorias. Abordó con el maestro de escuela local para aprender latín y griego hasta 1760, cuando ingresó en el College of William & amp Mary en Williamsburg.

Según todos los informes, era un estudiante obsesivo, a menudo pasaba 15 horas del día con sus libros, 3 horas practicando su violín y las 6 horas restantes comiendo y durmiendo. Las dos principales influencias en su aprendizaje fueron William Small, un profesor de matemáticas y ciencias de origen escocés, y George Wythe, el principal estudioso del derecho en Virginia. De ellos, Jefferson aprendió un gran aprecio por los mentores solidarios, un concepto que luego institucionalizó en la Universidad de Virginia. Leyó leyes con Wythe de 1762 a 1767, luego dejó Williamsburg para ejercer, principalmente representando a pequeños plantadores de los condados occidentales en casos relacionados con reclamos de tierras y títulos. Aunque no manejó casos históricos y se mostró nervioso y un tanto indiferente ante el tribunal, se ganó una reputación como un formidable erudito legal. Era un joven tímido y extremadamente serio.

En 1768 tomó dos decisiones importantes: primero, construir su propia casa en la cima de una montaña de 867 pies (264 metros) de altura cerca de Shadwell que finalmente llamó Monticello y, segundo, presentarse como candidato a la Casa de los Burgueses. . Estas decisiones encarnaban muy bien los dos impulsos en competencia que persistirían a lo largo de su vida, a saber, combinar una carrera activa en política con el aislamiento periódico en su propio refugio privado. Su oportunidad política también fue impecable, ya que entró en la legislatura de Virginia justo cuando la oposición a las políticas fiscales del Parlamento británico se estaba congelando. Aunque pronunció pocos discursos y tendió a seguir el ejemplo de la élite de Tidewater, su apoyo a las resoluciones que se oponían a la autoridad del Parlamento sobre las colonias fue decidido.

A principios de la década de 1770, su propio carácter también se estaba congelando. En 1772 se casó con Martha Wayles Skelton (Martha Jefferson), una joven viuda atractiva y delicada cuya dote duplicó con creces sus propiedades en tierras y esclavos. En 1774 escribió Una visión resumida de los derechos de la América británica, que se publicó rápidamente, aunque sin su permiso, y lo catapultó a la visibilidad más allá de Virginia como uno de los primeros defensores de la independencia estadounidense de la autoridad del Parlamento, las colonias estadounidenses estaban vinculadas a Gran Bretaña, creía, solo por lazos totalmente voluntarios de lealtad al rey .

Su reputación así mejorada, la legislatura de Virginia lo nombró delegado al Segundo Congreso Continental en la primavera de 1775. El 20 de junio de 1775 entró en Filadelfia, y entró en la historia de Estados Unidos, un alto (un poco más de 6 pies 2 pulgadas [1,88 metros]) y un joven desgarbado con cabello rubio rojizo, ojos color avellana, una tez bruñida y una certeza punzante sobre la causa estadounidense. En retrospectiva, la paradoja central de su vida también estaba en exhibición, ya que el hombre que al año siguiente iba a elaborar el manifiesto más famoso por la igualdad humana en la historia mundial llegó en un carruaje adornado tirado por cuatro hermosos caballos y acompañado por tres esclavos.


Personajes famosos de Nueva York

  • Susan B. Anthony (1820 - 1906) Una de las líderes en la lucha por el derecho al voto de las mujeres vivía en Rochester.
  • Bonnie Blair (1964 -) La única mujer estadounidense en ganar un récord de Estados Unidos de cinco medallas de oro individuales en tres Juegos Olímpicos nacida en Cornualles.
  • Isaac Sidney & quotSid & quot César (8 de septiembre de 1922 - 12 de febrero de 2014) fue un actor y escritor cómico estadounidense mejor conocido por la serie de televisión Your Show of Shows y Caesar's Hour, y como Coach Calhoun en Grease. También fue saxofonista y autor de varios libros, entre ellos dos autobiografías. Caesar era el menor de tres hijos de inmigrantes judíos que vivían en Yonkers, Nueva York. Su padre, Max, había emigrado de Polonia (su madre, Ida Raphael), del Imperio Ruso. El apellido & quot Caesar & quot se lo dio a Max, cuando era niño, por un funcionario de inmigración en Ellis Island.
  • Mariah Carey (1970 -) Cantante cuyos álbumes han vendido millones de Huntington
  • Shirley Chisholm (1924 -) La primera mujer negra en ser elegida al Congreso y la primera afroamericana en postularse para la presidencia en la boleta demócrata nacida en Brooklyn.
  • George M. Cohan fue actor y ejecutante de teatro musical. También fue el compositor de varias canciones famosas, incluidas & quotYankee Doodle Dandy & quot y & quotGive My Regards to Broadway & quot.
  • Tom Cruise (1962 -) Famoso actor que ha aparecido en películas como Top Gun, Rain Man y Mission Impossible nacido en Syracuse.
  • George Eastman (1854 - 1932) Fundó Eastman Kodak Company e inventó la cámara Kodak nacida en Waterville.
  • Julius (Dr. J) Erving (1950 -) Famoso jugador de baloncesto que cambió la forma en que se jugaba nació en Roosevelt.
  • Millard Fillmore (1800 - 1874) Decimotercer presidente de los Estados Unidos nacido en Summer Hill.
  • Henry Louis Gehrig, 1903-1941, apodado "El caballo de hierro", fue uno de los jugadores de béisbol de las Grandes Ligas más queridos. Jugó en 2.130 partidos consecutivos, un récord recientemente batido por Cal Ripkin, Jr. Murió de una rara enfermedad llamada esclerosis lateral amiotrófica, que ahora se conoce como "enfermedad de Lou Gehrig".
  • George Gershwin (1898 - 1937) Compositor de la ciudad de Nueva York que fusionó diferentes estilos musicales famoso por Rhapsody in Blue nacido en Brooklyn.
  • Mel Gibson (1956 -) Famoso actor que nació en Peekskill y se mudó a Australia cuando era un niño famoso por Lethal Weapon, Braveheart y muchos otros.
  • Grace Hopper Grace Hopper, que nació como Grace Brewster Murray en la ciudad de Nueva York, NY, se educó en Vassar College y en la Universidad de Yale. Se convirtió en profesora asociada de matemáticas en Vassar y se unió a la Marina en 1942. Fue asignada como programadora en el Mark I, la primera computadora estadounidense a gran escala. Se le atribuye la invención del compilador, un programa que traduce las instrucciones para una computadora del inglés a un idioma que la computadora pueda entender. Ayudó a desarrollar COBOL (el lenguaje común orientado a los negocios) para UNIVAC, la primera computadora electrónica comercial. Por una ley especial del Congreso fue ascendida al rango de Contraalmirante en 1983.
  • Michael Jordan (nacido el 17 de febrero de 1963), también conocido por sus iniciales, MJ, es un ex jugador de baloncesto profesional estadounidense, empresario y propietario mayoritario y presidente de los Charlotte Bobcats. Su biografía en el sitio web de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) dice: `` Por aclamación, Michael Jordan es el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos ''. Jordan fue uno de los atletas de su generación más comercializados y fue considerado fundamental en la popularización de la NBA en todo el mundo. mundial en las décadas de 1980 y 1990 (1913 - 1970) - Considerado uno de los mejores entrenadores de fútbol de la historia, liderando a los Green Bay Packers a cinco campeonatos de la NFL y los dos primeros títulos de Super Bowl nacidos en Brooklyn.
  • Herman Melville (1819 - 1891) Autor de Moby Dick nacido en la ciudad de Nueva York.
  • Julius Robert Oppenheimer (1904) nacido en la ciudad de Nueva York, Oppenheimer era hijo de un rico importador de textiles. Cuando era niño, se interesó por la recolección de minerales y, a través de sus cartas al Club de Mineralogía de Nueva York, fue invitado a presentar un artículo allí cuando solo tenía doce años. En 1922, se matriculó en Harvard y trabajó allí con un físico experimental. Continuó su trabajo en física teórica y, en 1942, se le pidió que trabajara en el programa de la bomba atómica de EE. UU. (Que finalmente se denominaría el & quot Proyecto Manhattan & quot). Oppenheimer reclutó científicos para trabajar con él en una instalación en Los Alamos, Nuevo México.Aunque el Proyecto Manhattan tuvo éxito, Oppenheimer y otros científicos que trabajaron en el desarrollo de armamento atómico se preocuparon por la devastación causada por el lanzamiento de la bomba en Japón. El final de la carrera de Oppenheimer se vio empañado por acusaciones de que era desleal a los EE. UU. Y que incluso pudo haber pasado secretos atómicos a la Unión Soviética, a pesar de que no hay pruebas contundentes de que lo hiciera.
  • Norman Rockwell (1894 - 1978) Famoso pintor e ilustrador nacido en la ciudad de Nueva York, puede que sea uno de los ilustradores modernos más conocidos de Estados Unidos. Dibujó innumerables portadas para la revista Saturday Evening Post y su serie de carteles Las cuatro libertades fue ampliamente reproducida durante la Segunda Guerra Mundial.
  • Franklin D. Roosevelt (1882 - 1945) 32º Presidente de los Estados Unidos (1933-1945) nacido en Hyde Park.
  • Dr. Jonas Salk (1914 - 1995) es mejor conocido por desarrollar una vacuna contra la polio, una enfermedad que paralizó o mató a muchos adultos y niños antes de la invención de la vacuna por parte de Salk. (1809 - 1897) Banquero y ex tesorero del estado de Nueva York, la experiencia financiera del Sr. Spaulding lo ayudó a redactar el billete de banco en moneda nacional y a originar la ley de curso legal, que creó el papel moneda nacional nacido en Summer Hill.
  • Ralph Waite (22 de junio de 1928-13 de febrero de 2014) fue un actor estadounidense. Su papel más conocido fue el de John Walton, Sr., en la serie de televisión de CBS de la década de 1970 The Waltons, que también dirigió ocasionalmente. También interpretó al primer oficial del barco esclavista Slater en la miniserie Roots. Además, apareció en muchos papeles como invitado en numerosas series de televisión. Waite, el mayor de cinco hermanos, nació en White Plains, Nueva York, hijo de Esther Mitchell y Ralph H. Waite, un ingeniero de construcción. Antes de convertirse en actor, Waite sirvió en la Infantería de Marina de los EE. UU. De 1946 a 1948, se graduó de la Universidad de Bucknell en Lewisburg, Pensilvania, y brevemente fue trabajadora social. Obtuvo una maestría en la Escuela de Divinidad de la Universidad de Yale y fue ministro presbiteriano y editor religioso en Harper & amp Row en la ciudad de Nueva York antes de decidirse por una carrera como actor.
  • Denzel Washington (1954 -) Actor que se hizo muy conocido en St. Elsewhere y más tarde en películas como Cry Freedom y Remember the Titans nacidos en Mount Vernon.

Más personajes famosos de Nueva York

Encuentre más personajes famosos de Nueva York a continuación. Es posible que ni siquiera se dé cuenta de que muchas de estas personas famosas nacieron en Nueva York o se asociaron notablemente con Nueva York, incluidos actores, actrices, exploradores, personajes históricos, inventores, músicos, novelistas, atletas profesionales, políticos importantes, cantantes, estrellas del deporte y más. .


Contenido

La vida temprana de Colón es oscura, pero los estudiosos creen que nació en o cerca de Génova entre el 25 de agosto y el 31 de octubre de 1451. [6] Su padre era Domenico Colombo, [7] un tejedor de lana que trabajaba tanto en Génova como en Savona y que también era propietario un puesto de quesos en el que el joven Christopher trabajaba como ayudante. Su madre fue Susanna Fontanarossa. [7] [b] Tenía tres hermanos: Bartolomeo, Giovanni Pellegrino y Giacomo (también llamado Diego), [2] así como una hermana llamada Bianchinetta. [8] Su hermano Bartolomeo trabajó en un taller de cartografía en Lisboa durante al menos parte de su edad adulta. [9]

Se presume que su lengua materna fue un dialecto genovés, aunque Colón nunca escribió en ese idioma. Su nombre en el idioma genovés del siglo XVI habría sido Cristoffa [10] Corombo [11] (Pronunciación de Liguria: [kriˈʃtɔffa kuˈɹuŋbu]). [12] [13] Su nombre en italiano es Cristoforo Colombo, y en español Cristóbal Colón. [7]

En uno de sus escritos, dice que se hizo a la mar a la edad de 10 años. En 1470, la familia Columbus se mudó a Savona, donde Domenico se hizo cargo de una taberna. En el mismo año, Christopher estaba en un barco genovés contratado al servicio de René de Anjou para apoyar su intento de conquistar el Reino de Nápoles. Algunos autores modernos han argumentado que no era de Génova, sino de la región española de Aragón [14] o de Portugal. [15] Estas hipótesis en competencia generalmente han sido descartadas por los estudiosos de la corriente principal. [16] [17]

En 1473, Colón comenzó su aprendizaje como agente comercial de las acaudaladas familias de Génova Spinola, Centurione y Di Negro. Más tarde, hizo un viaje a Quíos, una isla del mar Egeo gobernada por Génova. [18] En mayo de 1476, participó en un convoy armado enviado por Génova para transportar valiosos cargamentos al norte de Europa. Probablemente atracó en Bristol, Inglaterra, [19] y Galway, Irlanda. También pudo haber ido a Islandia en 1477. [7] [20] [21] Se sabe que en el otoño de 1477, navegó en un barco portugués de Galway a Lisboa, donde encontró a su hermano Bartolomeo, y continuaron comerciando por la familia Centurione. Colón se estableció en Lisboa de 1477 a 1485. Se casó con Filipa Moniz Perestrelo, hija del gobernador de Porto Santo y noble portugués de origen lombardo Bartolomeu Perestrello. [22]

En 1479 o 1480, nació el hijo de Colón, Diego. Entre 1482 y 1485, Colón comerciaba a lo largo de las costas de África occidental, llegando al puesto comercial portugués de Elmina en la costa de Guinea (en la actual Ghana). [23] Antes de 1484, Colón regresó a Porto Santo y descubrió que su esposa había muerto. [24] Regresó a Portugal para asentar su finca y llevarse a su hijo Diego con él. [25] Partió de Portugal hacia Castilla en 1485, donde encontró una amante en 1487, una huérfana de 20 años llamada Beatriz Enríquez de Arana. [26] Es probable que Beatriz conociera a Colón cuando él estaba en Córdoba, un lugar de reunión de muchos comerciantes genoveses y donde se ubicaba la corte de los Reyes Católicos a intervalos. Beatriz, soltera en ese momento, dio a luz al hijo natural de Colón, Fernando Colón en julio de 1488, llamado así por el monarca de Aragón. Colón reconoció al niño como su descendencia. Colón le confió a su hijo mayor y legítimo, Diego, el cuidado de Beatriz y el pago de la pensión reservada para ella después de su muerte, pero Diego fue negligente en sus deberes. [27]

Ambicioso, Colón finalmente aprendió latín, portugués y castellano. Leyó mucho sobre astronomía, geografía e historia, incluidas las obras de Claudius Ptolomeo, Pierre Cardinal d'Ailly's Imago Mundi, los viajes de Marco Polo y Sir John Mandeville, Pliny's Historia Natural, y el Papa Pío II Historia Rerum Ubique Gestarum. Según el historiador Edmund Morgan,

Colón no fue un hombre erudito. Sin embargo, estudió estos libros, hizo cientos de anotaciones marginales en ellos y salió con ideas sobre el mundo que eran característicamente simples y fuertes y, a veces, erróneas. [28]

Fondo

Bajo la hegemonía del Imperio mongol sobre Asia y el Pax Mongolica, Los europeos habían disfrutado durante mucho tiempo de un paso por tierra seguro, la Ruta de la Seda, hacia el Sudeste Asiático Marítimo, partes de Asia Oriental y China, que eran fuentes de bienes valiosos. Con la caída de Constantinopla ante el Imperio Otomano en 1453, la Ruta de la Seda se cerró a los comerciantes cristianos. [29]

En 1470, el astrónomo florentino Paolo dal Pozzo Toscanelli sugirió al rey Afonso V de Portugal que navegar hacia el oeste a través del Atlántico sería una forma más rápida de llegar a las Islas Maluku (Especias), China y Japón que la ruta alrededor de África, pero Alfonso lo rechazó. su propuesta. [30] En la década de 1480, los hermanos Columbus propusieron un plan para llegar a las Indias Orientales navegando hacia el oeste. En 1481, Toscanelli le había enviado a Colón un mapa que implicaba que era posible una ruta hacia el oeste a Asia. [31] [32] Los planes de Colón se complicaron con la apertura de la Ruta del Cabo a Asia alrededor de África en 1488. [33]

Carol Delaney y otros han argumentado que Colón fue un milenarista cristiano y apocalíptico y que estas creencias motivaron su búsqueda de Asia de diversas formas. [34] Colón a menudo escribió sobre la búsqueda de oro en los diarios de sus viajes y escribe sobre la adquisición del metal precioso "en tal cantidad que los soberanos. Emprenderán y se prepararán para ir a conquistar el Santo Sepulcro" en cumplimiento de la profecía bíblica. [34] [c] Colón también escribió a menudo sobre la conversión de todas las razas al cristianismo. [34] Abbas Hamandi sostiene que Colón estaba motivado por la esperanza de "[liberar] Jerusalén de manos musulmanas" mediante "el uso de los recursos de las tierras recién descubiertas". [36]

Consideraciones geográficas

Casi todos los occidentales educados habían entendido, al menos desde la época de Aristóteles, que la Tierra es esférica. [33] [37] [38] La esfericidad de la Tierra también se explica en el trabajo de Ptolomeo, en el que se basó en gran medida la astronomía medieval. En la época de Colón, las técnicas de navegación celeste, que utilizan la posición del sol y las estrellas en el cielo, junto con el entendimiento de que la Tierra es una esfera, llevaban mucho tiempo siendo utilizadas por los astrónomos y estaban comenzando a ser implementadas por los marineros. . [39]

Ya en el siglo III a. C., Eratóstenes había calculado correctamente la circunferencia de la Tierra utilizando geometría simple y estudiando las sombras proyectadas por objetos en dos ubicaciones remotas. [40] [41] En el siglo I a. C., Posidonio confirmó los resultados de Eratóstenes comparando observaciones estelares en dos lugares separados. Estas medidas eran ampliamente conocidas entre los estudiosos, pero el uso de Ptolomeo de las unidades de distancia más pequeñas y anticuadas llevó a Colón a subestimar el tamaño de la Tierra en aproximadamente un tercio. [42]

De Pierre d'Ailly's Imago Mundi (1410), Colón se enteró de la estimación de Alfraganus de que un grado de latitud (o un grado de longitud a lo largo del ecuador) abarcaba 56 2 ⁄ 3 millas árabes (equivalente a 66,2 millas náuticas o 122,6 kilómetros), pero no se dio cuenta de que esto era expresada en la milla árabe (unos 1.830 metros) en lugar de la milla romana más corta (unos 1.480 metros) con la que estaba familiarizado. [44] Por lo tanto, Colón estimó el tamaño de la Tierra en aproximadamente el 75% del cálculo de Eratóstenes, y la distancia desde las Islas Canarias a Japón en 2.400 millas náuticas (aproximadamente el 23% de la cifra real). [45]

Además, la mayoría de los estudiosos aceptaron la estimación de Ptolomeo de que Eurasia abarcaba 180 ° de longitud, en lugar de los 130 ° reales (hacia el continente chino) o 150 ° (hacia Japón en la latitud de España). Colón, por su parte, creía en una estimación aún más alta, dejando un porcentaje menor para el agua. En d'Ailly's Imago Mundi, Colón leyó la estimación de Marinus of Tyre de que la envergadura longitudinal de Eurasia era de 225 °. [46] Algunos han sugerido que siguió la afirmación de 2 Esdras (6:42) de que "seis partes [del globo] son ​​habitables y la séptima está cubierta de agua". [47] También estaba al tanto de la afirmación de Marco Polo de que Japón (al que llamó "Cipangu") estaba a unos 2.414 kilómetros (1.500 millas) al este de China ("Cathay"), [46] y más cerca del ecuador que éste. es. Fue influenciado por la idea de Toscanelli de que había islas habitadas incluso más al este que Japón, incluida la mítica Antillia, que pensó que podría estar no mucho más al oeste que las Azores. [47]

Colón, por tanto, habría estimado la distancia desde el oeste de las Islas Canarias hasta Japón en unos 9.800 kilómetros (5.300 millas náuticas) o 3.700 kilómetros (2.000 millas náuticas), dependiendo de la estimación que utilizó para la envergadura longitudinal de Eurasia. Ahora se sabe que la cifra real es mucho mayor: unos 20.000 kilómetros (11.000 millas náuticas). [48] ​​Ningún barco en el siglo XV podría haber transportado suficiente comida y agua dulce para un viaje tan largo, y los peligros involucrados en la navegación a través de un océano inexplorado habrían sido formidables. La mayoría de los navegantes europeos concluyeron razonablemente que un viaje hacia el oeste desde Europa a Asia era inviable. Los Reyes Católicos, sin embargo, habiendo completado la Reconquista, una costosa guerra en la Península Ibérica, estaban ansiosos por obtener una ventaja competitiva sobre otros países europeos en la búsqueda del comercio con las Indias. El proyecto de Colón, aunque inverosímil, prometía tal ventaja. [49]

Consideraciones náuticas

Aunque Colón se equivocó sobre el número de grados de longitud que separaban a Europa del Lejano Oriente y sobre la distancia que representaba cada grado, poseía un valioso conocimiento sobre los vientos alisios, que resultaría ser la clave para su exitosa navegación por el Océano Atlántico. Regresar a España contra este viento dominante habría requerido varios meses de una ardua técnica de navegación, llamada batida, durante la cual probablemente se habrían agotado los alimentos y el agua potable. En cambio, Colón regresó a casa siguiendo los vientos alisios en curva hacia el noreste hasta las latitudes medias del Atlántico Norte, donde pudo atrapar los "vientos del oeste" que soplan hacia el este hasta la costa de Europa Occidental. Allí, a su vez, los vientos se curvan hacia el sur hacia la Península Ibérica. [ cita necesaria ]

No está claro si Colón se enteró de los vientos por su propia experiencia de navegación o si había oído hablar de ellos a otros. La técnica correspondiente para viajar eficientemente en el Atlántico parece haber sido explotada primero por los portugueses, que se refirieron a ella como la Volta do mar ("vuelta del mar"). Sin embargo, el conocimiento de Colón de los patrones de viento del Atlántico era imperfecto en el momento de su primer viaje. Navegando directamente hacia el oeste desde las Islas Canarias durante la temporada de huracanes, bordeando las llamadas latitudes de los caballos del Atlántico medio, Colón se arriesgó a quedarse en calma o chocar con un ciclón tropical, ambos factores que, por casualidad, evitó. [47]

Búsqueda de apoyo financiero para un viaje.

Alrededor de 1484, Colón propuso su viaje planeado al rey Juan II de Portugal. [50] El rey presentó la propuesta de Colón a sus expertos, quienes la rechazaron con la creencia correcta de que la estimación de Colón para un viaje de 2.400 millas náuticas era sólo una cuarta parte de lo que debería haber sido. [51] Colón viajó desde Portugal a Génova y Venecia, pero no recibió aliento de ninguno. [ cita necesaria ] En 1488, Colón apeló nuevamente a la corte de Portugal, lo que resultó en que Juan II lo invitara nuevamente a una audiencia. Ese encuentro también resultó infructuoso, en parte porque poco después Bartolomeu Dias regresó a Portugal con noticias de su exitoso rodeo del extremo sur de África (cerca del Cabo de Buena Esperanza). [52]

Colón pidió audiencia a los monarcas Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla, que habían unido varios reinos de la Península Ibérica al casarse y gobernaban juntos. El 1 de mayo de 1486, una vez concedido el permiso, Colón presentó sus planes a la reina Isabel, quien, a su vez, los remitió a un comité. Los sabios de España, como sus homólogos de Portugal, respondieron que Colón había subestimado enormemente la distancia a Asia. Declararon que la idea no era práctica y aconsejaron a sus Altezas Reales que transmitieran la empresa propuesta. Para evitar que Colón llevara sus ideas a otra parte, y tal vez para mantener abiertas sus opciones, los Reyes Católicos le dieron una asignación, por un total de 14.000 maravedís para el año, o sobre el salario anual de un marinero. [53] En mayo de 1489, la reina le envió otros 10.000 maravedís, y el mismo año los monarcas le entregaron una carta ordenando a todas las ciudades y pueblos bajo su dominio que le proporcionaran comida y alojamiento sin costo alguno. [54]

Colón también envió a su hermano Bartolomé a la corte de Enrique VII de Inglaterra para preguntar si la corona inglesa podría patrocinar su expedición, pero fue capturado por piratas en el proceso y sólo llegó a principios de 1491. [55] En ese momento, Colón se había retirado al convento de La Rábida, donde la corona española le envió 20.000 maravedís para comprar ropa nueva e instrucciones para regresar a la corte española para renovar las discusiones. [56]

Acuerdo con la corona española

Colón esperó en el campamento del rey Fernando hasta que Fernando e Isabel conquistaron Granada, el último bastión musulmán en la Península Ibérica, en enero de 1492. Un consejo dirigido por el confesor de Isabel, Hernando de Talavera, encontró inverosímil la propuesta de Colón de llegar a las Indias. Colón se había ido a Francia cuando intervino Fernando, [d] primero enviando a Talavera y al obispo Diego Deza a apelar a la reina. [58] Isabel fue finalmente convencida por el secretario del rey Luis de Santángel, quien argumentó que Colón llevaría sus ideas a otra parte y se ofreció a ayudar a organizar la financiación. Isabel envió entonces una guardia real a buscar a Colón, que había viajado varios kilómetros hacia Córdoba. [58]

En las "Capitulaciones de Santa Fe" de abril de 1492, el rey Fernando y la reina Isabel le prometieron a Colón que, si triunfaba, se le otorgaría el rango de almirante del Mar Océano y lo nombrarían virrey y gobernador de todas las nuevas tierras que pudiera reclamar para España. Tenía derecho a nombrar a tres personas, de las cuales los soberanos elegirían a una, para cualquier cargo en las nuevas tierras. Tendría derecho al 10 por ciento de todos los ingresos de las nuevas tierras a perpetuidad. Además, también tendría la opción de comprar un octavo de participación en cualquier empresa comercial con las nuevas tierras y recibir un octavo de las ganancias. [47]

En 1500, durante su tercer viaje a las Américas, Colón fue arrestado y destituido de sus cargos. Él y sus hijos, Diego y Fernando, llevaron a cabo una larga serie de casos judiciales contra la corona castellana, conocidos como el pleitos colombinos, alegando que la Corona había incumplido ilegalmente sus obligaciones contractuales con Colón y sus herederos. La familia Colón tuvo cierto éxito en su primer litigio, ya que una sentencia de 1511 confirmó la posición de Diego como virrey, pero redujo sus poderes. Diego reanudó el litigio en 1512, que duró hasta 1536, y continuaron las disputas hasta 1790. [59]

Entre 1492 y 1504, Colón completó cuatro viajes de ida y vuelta entre España y las Américas, cada viaje patrocinado por la Corona de Castilla. En su primer viaje, descubrió América de forma independiente. Estos viajes marcaron el comienzo de la exploración y colonización europeas de las Américas y, por lo tanto, son importantes tanto para la Era de los Descubrimientos como para la historia occidental en general. [9]

Colón siempre insistió, ante la creciente evidencia de lo contrario, que las tierras que visitó durante esos viajes eran parte del continente asiático, como lo describieron anteriormente Marco Polo y otros viajeros europeos. [9] La negativa de Colón a reconocer que las tierras que había visitado y reclamado para España no eran parte de Asia podría explicar, en parte, por qué el continente americano recibió su nombre del explorador florentino Amerigo Vespucci, quien recibió crédito por reconocerlo como " Nuevo Mundo ", y no después de Colón. [60] [e]

Primer viaje (1492-1493)

En la tarde del 3 de agosto de 1492, Colón partió de Palos de la Frontera con tres barcos. El más grande era una carraca, el Santa Maria, propiedad y capitaneado por Juan de la Cosa, y bajo el mando directo de Colón. [64] Las otras dos eran carabelas más pequeñas, las Pinta y el Niña[65] pilotado por los hermanos Pinzón.[64] Colón navegó por primera vez a las Islas Canarias. Allí reabasteció provisiones y realizó reparaciones y luego partió de San Sebastián de La Gomera el 6 de septiembre [66] para lo que resultó ser un viaje de cinco semanas a través del océano.

El 7 de octubre, la tripulación divisó "inmensas bandadas de pájaros". [67] El 11 de octubre, Colón cambió el rumbo de la flota hacia el oeste y navegó durante la noche, creyendo que pronto encontrarían tierra. Alrededor de las 02:00 de la mañana siguiente, un mirador en el Pinta, Rodrigo de Triana, tierra manchada. El capitán de la Pinta, Martín Alonso Pinzón, verificó la vista de tierra y alertó a Colón. [68] [69] Colón luego sostuvo que ya había visto una luz en la tierra unas horas antes, por lo que reclamó para sí mismo la pensión vitalicia prometida por Fernando e Isabel a la primera persona en ver la tierra. [33] [70] Colón llamó a esta isla (en lo que ahora es las Bahamas) San Salvador (que significa "Santo Salvador") los nativos lo llamaron Guanahani. [71] [g] La entrada del diario de Cristóbal Colón del 12 de octubre de 1492 dice:

Muchos de los hombres que he visto tienen cicatrices en el cuerpo, y cuando les hice señas para saber cómo sucedió esto, indicaron que personas de otras islas cercanas vienen a San Salvador a capturarlos y se defienden lo mejor que pueden. Creo que aquí viene gente del continente para tomarlos como esclavos. Deben ser servidores buenos y hábiles, porque repiten muy rápidamente todo lo que les decimos. Creo que es muy fácil convertirlos en cristianos, porque parecen no tener religión. Si nuestro Señor le agrada, llevaré seis de ellos a Sus Altezas cuando me vaya, para que aprendan nuestro idioma. [73]

Colón llamó a los habitantes de las tierras que visitó Los Indios (Español para "indios"). [74] Inicialmente se encontró con los pueblos Lucayan, Taíno y Arawak. Al notar sus orejeras de oro, Colón tomó prisioneros a algunos de los arahuacos e insistió en que lo guiaran a la fuente del oro. [75] Colón notó que sus armas primitivas y tácticas militares hacían a los nativos susceptibles a una fácil conquista, escribiendo, "esta gente es muy simple en asuntos bélicos. Podría conquistarlos a todos con 50 hombres y gobernarlos como yo satisfecho." [76]

Colón también exploró la costa noreste de Cuba, donde aterrizó el 28 de octubre. El 22 de noviembre Martín Alonso Pinzón tomó la Pinta en una expedición no autorizada en busca de una isla llamada "Babeque" o "Baneque", que los indígenas le habían dicho que era rica en oro. Colón, por su parte, continuó hasta la costa norte de La Española, donde desembarcó el 5 de diciembre. [77] Allí, el Santa Maria encalló el día de Navidad de 1492 y tuvo que ser abandonado. Los restos del naufragio se utilizaron como blanco de disparos de cañón para impresionar a los pueblos nativos. [33] Colón fue recibido por los nativos cacique Guacanagari, quien le dio permiso para dejar atrás a algunos de sus hombres. Colón dejó 39 hombres, entre ellos el intérprete Luis de Torres, [78] [h] y fundó el asentamiento de La Navidad, en la actual Haití. [79] Colón tomó prisioneros a más nativos y continuó su exploración. [75] Siguió navegando a lo largo de la costa norte de La Española con un solo barco, hasta que se encontró con Pinzón y el Pinta el 6 de enero.

El 13 de enero de 1493, Colón hizo su última parada de este viaje en las Américas, en la Bahía de Rincón en el noreste de La Española. [80] Allí se encontró con los belicosos Ciguayos, los únicos nativos que ofrecieron una resistencia violenta durante este viaje. [81] Los Ciguayos se negaron a canjear la cantidad de arcos y flechas que Colón deseaba en el enfrentamiento que siguió. Uno Ciguayo fue apuñalado en las nalgas y otro herido con una flecha en el pecho. [82] Debido a estos eventos, Colón llamó a la ensenada Bahía de las Flechas. [83]

Colón se dirigió a España en el Niña, pero una tormenta lo separó del Pinta, y forzó el Niña parar en la isla de Santa María en las Azores. La mitad de su tripulación bajó a tierra para rezar en una capilla para dar gracias por haber sobrevivido a la tormenta. Pero mientras rezaban, fueron encarcelados por el gobernador de la isla, aparentemente bajo sospecha de ser piratas. Después de un enfrentamiento de dos días, los prisioneros fueron liberados y Colón volvió a zarpar hacia España. [84]

Otra tormenta obligó a Colón a entrar en el puerto de Lisboa. [33] Desde allí fue a Vale do Paraíso al norte de Lisboa para encontrarse con el rey Juan II de Portugal, quien le dijo a Colón que creía que el viaje violaba el Tratado de Alcáçovas de 1479. Después de pasar más de una semana en Portugal, Colón zarpó rumbo a España. Al regresar el 15 de marzo de 1493, los monarcas le dieron una cálida bienvenida.

La carta de Colón en el primer viaje fue fundamental para difundir las noticias sobre su viaje por toda Europa. Casi inmediatamente después de su llegada a España, comenzaron a aparecer versiones impresas. La noticia de su viaje se extendió rápidamente por toda Europa. La mayoría de la gente creyó inicialmente que había llegado a Asia. [85] Las Bulas de Donación, tres bulas papales del Papa Alejandro VI entregadas en 1493, pretendían otorgar territorios de ultramar a Portugal y los Reyes Católicos de España. Fueron sustituidos por el Tratado de Tordesillas de 1494. [86]

Segundo viaje (1493-1496)

El 24 de septiembre de 1493, Colón zarpó de Cádiz con 17 barcos y suministros para establecer colonias permanentes en América. Navegó con 1.200 hombres, entre sacerdotes, agricultores y soldados. La flota se detuvo en las Islas Canarias, continuando tres semanas más tarde en un rumbo más al sur que en el primer viaje.

El 3 de noviembre llegaron a las Islas de Barlovento y desembarcaron en Marie-Galante, ahora parte de Guadalupe. Estas islas fueron nombradas por Colón en este viaje, así como por Montserrat, Antigua, San Martín, las Islas Vírgenes y muchas otras.

El 22 de noviembre, Colón regresó a La Española para visitar La Navidad, donde habían quedado 39 españoles durante el primer viaje. Colón encontró el fuerte en ruinas, destruido por los taínos después de que algunos de los españoles formaran una banda asesina en busca de oro y mujeres. [88] [89] Colón luego estableció un asentamiento de corta duración y mal ubicado, La Isabela, en la actual República Dominicana. [90]

De abril a agosto de 1494, Colón exploró Cuba y Jamaica, luego regresó a La Española. A fines de 1494, las enfermedades y el hambre habían matado a dos tercios de los colonos españoles. [91] [92] Columbus implementó encomienda, [93] [94] un sistema laboral español que recompensaba a los conquistadores con el trabajo de pueblos conquistados no cristianos. Los colonos de Colón compraban y vendían esclavos. Colón ejecutó a colonos españoles por delitos menores y usó el desmembramiento como castigo. [95] Colón y los colonos esclavizaron a los indígenas, [96] incluidos los niños. [97] Los nativos fueron golpeados, violados y torturados por la ubicación del oro imaginario. [98] Miles se suicidaron antes de enfrentar la opresión. [99] [j]

En febrero de 1495, Colón se apoderó de 1.500 arahuacos, algunos de los cuales se habían rebelado. [75] [101] Aproximadamente 500 de ellos fueron enviados a España como esclavos, y alrededor del 40% murieron en el camino. [75] [101] [102]

En junio de 1495, la corona española envió barcos y suministros a La Española. En octubre, el comerciante florentino Gianotto Berardi recibió casi 40.000 maravedís valor de los esclavos. [103]

El 10 de marzo de 1496, habiendo estado ausente unos 30 meses, [104] la flota partió de La Isabela, desembarcando en Portugal el 8 de junio.

Tercer viaje (1498-1500)

El 30 de mayo de 1498, Colón partió con seis barcos desde Sanlúcar, España. Tres de los barcos se dirigieron directamente a Hispaniola con suministros muy necesarios. Colón tomó los otros tres para continuar la búsqueda de un pasaje a Asia continental. [105]

El 31 de julio avistaron Trinidad. [106] El 1 de agosto llegaron cerca de la desembocadura del río Orinoco en América del Sur. Colón reconoció que debía ser el continente del continente. [107] El 5 de agosto, aterrizaron en el continente de América del Sur en la península de Paria. [108] Luego navegaron a las islas de Chacachacare y Margarita (llegando a esta última el 14 de agosto), [109] y avistaron Tobago y Granada. [110]

El 19 de agosto Colón regresó a La Española. Allí encontró colonos en rebelión contra su gobierno y sus promesas de riquezas. Colón hizo ahorcar a parte de su tripulación por desobediencia.

En octubre de 1499, Colón envió dos barcos a España, pidiendo a la Corte de España que nombrara un comisario real para ayudarlo a gobernar. [111] Para entonces, las acusaciones de tiranía e incompetencia por parte de Colón también habían llegado a la Corte. Los soberanos sustituyeron a Colón por Francisco de Bobadilla, miembro de la Orden de Calatrava, a quien se le encomendó investigar las acusaciones de brutalidad formuladas contra Colón. Al llegar a Santo Domingo mientras Colón estaba fuera, Bobadilla se encontró de inmediato con quejas sobre los tres hermanos Colón. [112] Bobadilla informó a España que Colón usó regularmente la tortura y la mutilación para gobernar La Española. [k]

Según el informe, Colón una vez castigó a un hombre declarado culpable de robar maíz cortándole las orejas y la nariz y luego vendiéndolo como esclavo. Testimonio recogido en el informe indicó que Colón felicitó a su hermano Bartolomeo por "defender a la familia" cuando éste ordenó que una mujer desfilara desnuda por las calles y luego le cortaran la lengua por sugerir que Colón era de origen humilde. [113] El documento también describe cómo Colón sofocó los disturbios y la revuelta de los nativos: primero ordenó una brutal represión en la que muchos nativos fueron asesinados, y luego hizo desfilar sus cuerpos desmembrados por las calles en un intento de desalentar una mayor rebelión. [114]

A principios de octubre de 1500, Colón y Diego se presentaron a Bobadilla y fueron encadenados a bordo. La Gorda, El propio barco de Colón. [115] Fueron devueltos a España y permanecieron en la cárcel durante seis semanas antes de que el rey Fernando ordenara su liberación. Poco después, el rey y la reina convocaron a los hermanos Colón a la Alhambra de Granada. Allí, la pareja real escuchó las súplicas de los hermanos que les devolvieron la libertad y la riqueza y, después de mucha persuasión, accedieron a financiar el cuarto viaje de Colón. Sin embargo, Nicolás de Ovando sería el nuevo gobernador de las Indias Occidentales. [116]

Cuarto viaje (1502-1504)

El 11 de mayo de 1502 Colón, con su hermano y su hijo, salió de Cádiz con su buque insignia. Santa Maria y otras tres embarcaciones. Navegó hasta Arzila, en la costa marroquí, para rescatar a los soldados portugueses que, según se dice, estaban sitiados por los moros.

El 15 de junio llegaron a Martinica. Se estaba gestando un huracán, por lo que continuó su camino, con la esperanza de encontrar refugio en La Española. Llegó a Santo Domingo el 29 de junio, pero se le negó el puerto y el nuevo gobernador se negó a escuchar su predicción de tormenta. En cambio, mientras los barcos de Colón se refugiaban en la desembocadura del río Jaina, la primera flota española del tesoro navegó hacia el huracán. Los barcos de Colón sobrevivieron con daños menores, mientras que 29 de los 30 barcos de la flota del gobernador se perdieron junto con 500 vidas (incluida la de Francisco de Bobadilla) y más de 10 millones de dólares de oro de Colón. Un frágil barco que transportaba las pertenencias personales de Colón fue el único barco que llegó a España. [117] [118]

Después de una breve parada en Jamaica, Colón navegó hacia Centroamérica, llegando a la costa de Honduras el 30 de julio. Aquí Bartolomeo encontró comerciantes nativos y una gran canoa. El 14 de agosto aterrizó en el continente continental en Puerto Castilla, Honduras. Pasó dos meses explorando las costas de Honduras, Nicaragua y Costa Rica, antes de llegar a Almirante, Bocas del Toro en Panamá el 16 de octubre.

En Panamá, Colón aprendió del Ngobe del oro y un estrecho a otro océano. En enero de 1503 estableció una guarnición en la desembocadura del río Belén. Colón partió hacia La Española el 16 de abril. El 10 de mayo avistó las Islas Caimán, nombrándolas "Las Tortugas"después de las numerosas tortugas marinas allí. [119] Sus barcos sufrieron daños en una tormenta frente a la costa de Cuba. [119] Incapaz de viajar más lejos, el 25 de junio de 1503 fueron varados en Saint Ann Parish, Jamaica. [120]

Durante un año, Colón y sus hombres permanecieron varados en Jamaica. Un español, Diego Méndez, y algunos nativos remaron en una canoa para recibir ayuda de Hispaniola. El gobernador, Nicolás de Ovando y Cáceres, detestaba a Colón y obstruía todos los esfuerzos para rescatarlo a él y a sus hombres. Mientras tanto, Colón, en un esfuerzo desesperado por inducir a los nativos a continuar aprovisionándose a él y a sus hombres hambrientos, se ganó su favor al predecir un eclipse lunar para el 29 de febrero de 1504, utilizando las cartas astronómicas de Abraham Zacuto. [121] [122] [123] Finalmente llegó la ayuda, no gracias al gobernador, el 29 de junio de 1504, y Colón y sus hombres llegaron a Sanlúcar, España, el 7 de noviembre.

Colón siempre había afirmado que la conversión de los no creyentes era una de las razones de sus exploraciones, pero se volvió cada vez más religioso en sus últimos años. Probablemente con la ayuda de su hijo Diego y su amigo el monje cartujo Gaspar Gorricio, Colón produjo dos libros durante sus últimos años: un Libro de privilegios (1502), detallando y documentando las recompensas de la Corona española a las que creía que él y sus herederos tenían derecho, y un Libro de profecías (1505), en la que consideraba sus logros como explorador como un cumplimiento de la profecía bíblica en el contexto de la escatología y el apocalipticismo cristianos. [9] [124]

En sus últimos años, Colón exigió que la Corona española le entregara el 10 por ciento de todas las ganancias obtenidas en las nuevas tierras, según lo estipulado en las Capitulaciones de Santa Fe. Debido a que había sido relevado de sus funciones como gobernador, la corona no se sintió obligada por ese contrato y sus demandas fueron rechazadas. Después de su muerte, sus herederos demandaron a la Corona por una parte de las ganancias del comercio con Estados Unidos, así como otras recompensas. Esto condujo a una serie prolongada de disputas legales conocidas como la pleitos colombinos ("Juicios colombianos"). [125]

Durante una violenta tormenta en su primer viaje de regreso, Colón, entonces de 41 años, sufrió un ataque de lo que en ese momento se creía que era gota. En los años siguientes, estuvo plagado de lo que se pensaba que era influenza y otras fiebres, sangrado de los ojos, ceguera temporal y ataques prolongados de gota. Los ataques aumentaron en duración y gravedad, a veces dejando a Colón postrado en cama durante meses y culminaron con su muerte 14 años después.

Según el estilo de vida de Columbus y los síntomas descritos, los médicos modernos sospechan que sufría de artritis reactiva, en lugar de gota. [127] [128] La artritis reactiva es una inflamación de las articulaciones causada por infecciones bacterianas intestinales o después de contraer ciertas enfermedades de transmisión sexual (principalmente clamidia o gonorrea). "Parece probable que [Colón] adquiriera artritis reactiva por intoxicación alimentaria en uno de sus viajes por el océano debido a un saneamiento deficiente y una preparación inadecuada de los alimentos", escribe el Dr. Frank C. Arnett, reumatólogo y profesor de medicina interna, patología y medicina de laboratorio. en la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas en Houston. [127]

El 20 de mayo de 1506, a los 54 años, murió Colón en Valladolid, España. [129]

Los restos de Colón fueron enterrados primero en un convento de Valladolid [130], luego trasladados al monasterio de La Cartuja en Sevilla (sur de España) por voluntad de su hijo Diego. [131] Pueden haber sido exhumados en 1513 y enterrados en la Catedral de Sevilla. [130] Aproximadamente en 1536, los restos de Colón y su hijo Diego fueron trasladados a una catedral en el Santo Domingo colonial, en la actual República Dominicana. [130] Según algunos informes, alrededor de 1796, cuando Francia se apoderó de toda la isla de La Española, los restos de Colón fueron trasladados a La Habana, Cuba. [130] Después de que Cuba se independizó después de la Guerra Hispanoamericana en 1898, los restos fueron trasladados a la Catedral de Sevilla, España, [130] donde fueron colocados en un elaborado catafalco. En junio de 2003, se tomaron muestras de ADN de estos restos [132] [l], así como de los del hermano de Colón, Diego, y de su hijo menor, Fernando. Las observaciones iniciales sugirieron que los huesos no parecían coincidir con el físico o la edad de Colón al morir. [134] La extracción de ADN resultó difícil, solo se pudieron aislar fragmentos cortos de ADN mitocondrial. Estos coincidían con el ADN correspondiente del hermano de Columbus, lo que respalda que ambos individuos habían compartido la misma madre. [135] Dicha evidencia, junto con análisis antropológicos e históricos, llevó a los investigadores a concluir que los restos pertenecían a Cristóbal Colón. [136] [b]

En 1877, un sacerdote descubrió una caja de plomo en Santo Domingo con la inscripción: "Descubridor de América, primer almirante". Las inscripciones encontradas al año siguiente decían "Último de los restos del primer almirante, Sire Cristóbal Colón, descubridor". [138] La caja contenía huesos de un brazo y una pierna, así como una bala. [m] Estos restos fueron considerados legítimos por el médico y subsecretario de Estado de los Estados Unidos, John Eugene Osborne, quien sugirió en 1913 que viajaran por el Canal de Panamá como parte de su ceremonia de apertura. [140] [n] Estos restos fueron conservados en la Basílica Catedral de Santa María la Menor antes de ser trasladados al Faro de Colón (inaugurado en 1992). Las autoridades de Santo Domingo nunca han permitido que estos restos sean exhumados, por lo que no se ha confirmado si también son del cuerpo de Colón. [135] [136] [o]

La veneración de Colón en los Estados Unidos se remonta a la época colonial. El uso de Colón como figura fundadora de las naciones del Nuevo Mundo se extendió rápidamente después de la Revolución Americana. Esto se debió al deseo de desarrollar una historia nacional y un mito fundador con menos vínculos con Gran Bretaña. [142] En los EE. UU., Su nombre se le dio a la capital federal (Distrito de Columbia), las capitales de dos estados de EE. UU. (Ohio y Carolina del Sur), el río Columbia y monumentos como Columbus Circle.

El nombre de Colón se le dio a la República de Colombia. Pueblos, calles y plazas de América Latina y España llevan su nombre.

Para conmemorar el 400 aniversario del desembarco de Colón, [143] la Exposición Universal de Chicago de 1893 fue nombrada Exposición Mundial de Colombia. El Servicio Postal de EE. UU. Emitió los primeros sellos conmemorativos de EE. UU., La Edición Colombina que representa a Colón, la Reina Isabel y otros en varias etapas de sus varios viajes.

Para el Quincentenario de Colón en 1992, se lanzó un segundo número colombiano junto con Italia, Portugal y España. [144] Colón se celebró en Sevilla Expo '92 y Génova Expo '92.

En 1909, los descendientes de Colón desmantelaron y trasladaron la capilla de la familia Colón en España a Boalsburg cerca de State College, Pensilvania, donde puede ser visitada por el público. [145]

En muchos países de las Américas, así como en España e Italia, el Día de la Raza celebra el aniversario de la llegada de Colón a las Américas el 12 de octubre de 1492.

Los viajes de Colón se consideran un punto de inflexión en la historia mundial, marcando el comienzo de la globalización y acompañando cambios demográficos, comerciales, económicos, sociales y políticos. [146] Sus exploraciones dieron como resultado un contacto permanente entre los dos hemisferios, y el término "precolombino" se utiliza para referirse a la cultura de las Américas antes de la llegada de Colón y sus sucesores europeos. El subsiguiente intercambio colombiano vio el intercambio masivo de animales, plantas, hongos, enfermedades, tecnologías, riqueza mineral e ideas. [147]

Hasta la década de 1990, Colón fue retratado como un explorador heroico. Más recientemente, sin embargo, la narrativa ha presentado los efectos negativos de la conquista sobre las poblaciones nativas. [148] Expuestas a las enfermedades del Viejo Mundo, las poblaciones indígenas del Nuevo Mundo colapsaron y fueron reemplazadas en gran parte por europeos y africanos que trajeron consigo nuevos métodos de agricultura, negocios, gobierno y culto religioso. [149]

Originalidad del descubrimiento de América

Aunque Cristóbal Colón llegó a ser considerado el descubridor europeo de América en la cultura popular occidental, su legado histórico tiene más matices. [p] Los nórdicos habían colonizado América del Norte alrededor de 500 años antes que Colón, y se mantuvo cierto grado de contacto con Europa hasta alrededor de 1410. [150] El descubrimiento de la década de 1960 en L'Anse aux Meadows puso en duda el papel de Colón en la cultura popular occidental. ya que corrobora parcialmente los relatos dentro de las sagas islandesas de la colonización de Groenlandia por Erik el Rojo y la exploración de Vinland por su hijo Leif Erikson a finales del siglo XI. [151] [152]

América como una tierra distinta

Los historiadores han argumentado tradicionalmente que Colón permaneció convencido hasta su muerte de que sus viajes se habían realizado a lo largo de la costa este de Asia, como pretendía originalmente. [153] [142] En su tercer viaje se refirió brevemente a América del Sur como un continente "hasta ahora desconocido", [e] al mismo tiempo que racionalizaba que era el "Paraíso Terrenal" ubicado "al final del Oriente". [107] Colón continuó afirmando en sus escritos posteriores que había llegado a Asia en una carta de 1502 al Papa Alejandro VI, afirma que Cuba es la costa este de Asia. [154] Por otro lado, en un documento en el Libro de privilegios (1502), Colón se refiere al Nuevo Mundo como el Indias Occidentales ('West Indies'), que él dice "eran desconocidos para todo el mundo". [155]

Mitología de la Tierra Plana

La biografía de Colón de 1828 de Washington Irving popularizó la idea de que Colón tuvo dificultades para obtener apoyo para su plan porque muchos teólogos católicos insistían en que la Tierra era plana, [156] pero este es un concepto erróneo popular que se remonta a los protestantes del siglo XVII que hicieron campaña contra Catolicismo. [157] De hecho, los estudiosos conocían la forma esférica de la Tierra desde la antigüedad y era de conocimiento común entre los marineros, incluido Colón. [158] [q] Casualmente, el globo terráqueo más antiguo de la Tierra, el Erdapfel, se hizo en 1492, justo antes del regreso de Colón a Europa. Como tal, no contiene ningún signo de las Américas y, sin embargo, demuestra la creencia común en una Tierra esférica. [160]

Crítica y defensa

Colón es criticado tanto por su supuesta brutalidad como por iniciar la despoblación de los indígenas estadounidenses, ya sea por enfermedad o por genocidio intencional. Algunos defienden sus supuestas acciones o dicen que las peores de ellas no se basan en hechos.

Brutalidad

Los historiadores han criticado a Colón por iniciar la colonización y por abusar de los nativos. [162] [75] [163] [164] En St. Croix, el amigo de Colón, Michele da Cuneo, según su propio relato, se quedó con una mujer indígena que capturó, a quien Colón "le entregó", y luego la violó brutalmente. . [165] [r] [s] El castigo para un indígena que no llenaba su campana de halcón de polvo de oro cada tres meses era cortarle las manos a los que no tenían fichas, dejándolos desangrados. [75] [168] Se cree que miles de nativos se suicidaron con veneno para escapar de la persecución. [101] [ se necesita una mejor fuente ] Colón tenía un interés económico en la esclavitud de los nativos de la Hispaniola y por eso no estaba ansioso por bautizarlos, lo que atrajo las críticas de algunos eclesiásticos. [169] Consuelo Varela, una historiadora española que ha visto el informe, afirma que "el gobierno de Colón se caracterizó por una forma de tiranía. Incluso quienes lo amaban tuvieron que admitir las atrocidades que habían tenido lugar". [113]

Algunos historiadores discuten esto, diciendo que algunos de los relatos de la brutalidad de Colón y sus hermanos han sido exagerados como parte de la Leyenda Negra, una tendencia histórica hacia el sentimiento anti-español en fuentes históricas que se remontan al siglo XVI, que especulan que pueden seguir contaminando la erudición hasta el día de hoy. [170] [171] [172] También existe un debate sobre si es apropiado utilizar el término "genocidio" en este contexto. [95] [173] Otros historiadores han argumentado que, aunque brutal, Colón fue simplemente un producto de su tiempo, y siendo una figura del siglo XV, no debería ser juzgado por la moralidad del siglo XX. [174] Otros defienden abiertamente la colonización. La embajadora de España María Jesús Figa López-Palop afirma: "Normalmente nos fusionamos con las culturas de América, nos quedamos allí, difundimos nuestro idioma y nuestra cultura y religión". [175] Horwitz afirma que las actitudes paternalistas eran a menudo características de los propios colonos. [176]

A su regreso de su segundo viaje, Colón envió 550 esclavos a Europa para venderlos en el mercado mediterráneo. [ cita necesaria ] Historiador británico Basil Davidson ha apodado a Colón el "padre de la trata de esclavos". [177]

Despoblación

A principios del siglo XXI, las estimaciones de la población precolombina de La Española oscilaron entre 250.000 y dos millones, [101] [178] [179] [t] pero el análisis genético publicado a finales de 2020 sugiere que es más probable que haya cifras más pequeñas , quizás tan bajo como 10,000–50,000 para Hispaniola y Puerto Rico juntos. [180] [181] Con base en las cifras anteriores de unos pocos cientos de miles, algunos han estimado que un tercio o más de los nativos de Haití murieron durante los dos primeros años del gobierno de Colón. [75] [101] Los contribuyentes a la despoblación incluyeron enfermedades, guerras y una dura esclavitud. [176] [182] [183] ​​[184] La evidencia indirecta sugiere que alguna enfermedad grave pudo haber llegado con los 1.500 colonos que acompañaron a la segunda expedición de Colón en 1493. [176] Charles C. Mann escribe que "Fue como si el sufrimiento estas enfermedades que habían causado en Eurasia durante los últimos milenios se concentraron en el lapso de décadas ". [185] Un tercio de los nativos obligados a trabajar en las minas de oro y plata morían cada seis meses. [186] [187] Dentro de tres a seis décadas, la población Arawak superviviente contaba sólo en cientos. [186] [101] [188] Se cree que la población indígena de las Américas en general se redujo en aproximadamente un 90% en el siglo posterior a la llegada de Colón. [189] Dentro de los círculos indígenas, a menudo se ve a Colón como un agente clave del genocidio. [190] Samuel Eliot Morison, un historiador de Harvard y autor de una biografía de varios volúmenes sobre Colón, escribe: "La política cruel iniciada por Colón y seguida por sus sucesores resultó en un completo genocidio". [191]

Según el noble David Cook, "había muy pocos españoles para haber matado a los millones que, según se informó, murieron en el primer siglo después del contacto entre el Viejo y el Nuevo Mundo". En cambio, estima que el número de muertos fue causado por la viruela, [192] que puede haber causado una pandemia sólo después de la llegada de Hernán Cortés en 1519. [193] [194] [195] Según algunas estimaciones, la viruela tuvo un 80– Tasa de mortalidad del 90% en poblaciones nativas americanas. [196] Los nativos no tenían inmunidad adquirida a estas nuevas enfermedades y sufrieron muchas muertes. También hay evidencia de que tenían dietas deficientes y tenían exceso de trabajo. [91] [197] [198] El historiador Andrés Reséndez de la Universidad de California, Davis, dice que la evidencia disponible sugiere que "la esclavitud se ha convertido en la principal causa de muerte" de las poblaciones indígenas del Caribe entre 1492 y 1550, más que enfermedades como la viruela. , influenza y malaria. [199] Dice que las poblaciones indígenas no experimentaron un repunte como las poblaciones europeas después de la Peste Negra porque, a diferencia de las últimas, una gran parte de las primeras fueron sometidas a trabajos forzados mortales en las minas. [187] Las enfermedades que devastaron a los nativos americanos llegaron en múltiples oleadas en diferentes momentos, a veces hasta con siglos de diferencia, lo que significaría que los sobrevivientes de una enfermedad pueden haber sido asesinados por otras, lo que impidió que la población se recuperara. [200]

Experiencia en navegación

Los biógrafos e historiadores tienen una amplia gama de opiniones sobre la pericia y la experiencia de Columbus navegando y capitaneando barcos. Un académico enumera algunas obras europeas que van desde la década de 1890 a la de 1980 que respaldan la experiencia y habilidad de Columbus como entre las mejores en Génova, mientras que enumera algunas obras estadounidenses en un período de tiempo similar que retratan al explorador como un empresario no capacitado, que solo tiene una experiencia menor de tripulación o pasajero. antes de sus notables viajes. [201]

Las descripciones contemporáneas de Colón, incluidas las de su hijo Fernando y Bartolomé de las Casas, lo describen como más alto que el promedio, con la piel clara (que a menudo estaba quemada por el sol), ojos azules o color avellana, pómulos altos y rostro pecoso, una nariz aguileña y Cabello y barba de rubio a rojizo (hasta aproximadamente los 30 años, cuando comenzó a blanquearse). [202] [203] Aunque una gran cantidad de obras de arte representan a Cristóbal Colón, no se conoce ningún retrato contemporáneo auténtico. [204]

La imagen más icónica de Colón es un retrato de Sebastiano del Piombo, que se ha reproducido en muchos libros de texto. Concuerda con las descripciones de Colón en el sentido de que muestra a un hombre grande con cabello castaño rojizo, pero la pintura data de 1519 y, por lo tanto, no puede haber sido pintada de la vida. Además, la inscripción que identifica al sujeto como Colón probablemente se agregó más tarde, y la cara mostrada difiere de otras imágenes. [205]

En algún momento entre 1531 y 1536, Alejo Fernández pintó un retablo, La virgen de los navegantes, que incluye una representación de Colón. La pintura fue encargada para una capilla en la Casa de Contratación de Sevilla y permanece allí, como la pintura más antigua conocida sobre los viajes de Colón. [206] [207]

En la Exposición Mundial de Colón en 1893, se exhibieron 71 supuestos retratos de Colón, la mayoría no coincidían con las descripciones contemporáneas. [208]

  1. ^ En otros idiomas relevantes:
      : Cristoforo Colombo[kriˈstɔːforo koˈlombo]: Cristoffa C (o) ombo[kɾiˈʃtɔffa kuˈɾuŋbu ˈkuŋbu]: Cristobal Colón : Cristóvão Colombo : Cristòfor (o Cristòfol) Colom : Cristóforo Colón
  2. ^ aB El ADN de los presuntos restos de Colón en Sevilla se utilizará para realizar más estudios ancestrales, y los resultados se esperan para 2021. [137]
  3. ^ En un relato de su cuarto viaje, Colón escribió que "Jerusalén y el monte Sión deben ser reconstruidos por manos cristianas". [35]
  4. ^ Más tarde, Ferdinand se atribuyó el mérito de ser "la causa principal por la que se descubrieron esas islas". [58]
  5. ^ aBFelipe Fernández-Armesto señala que Colón describió brevemente a América del Sur como un continente desconocido después de ver el continente por primera vez. Vespucci parece haber modelado su denominación del "nuevo mundo" a partir de la descripción que hizo Colón de este descubrimiento. Además, el cartógrafo Martin Waldseemüller finalmente se retractó de su nombramiento del continente en honor a Vespucci, aparentemente después de que salió a la luz que la afirmación de que Vespucci visitó el continente antes de Colón había sido falsificada. En su nuevo mapa, Waldseemüller etiquetó el continente como Tierra desconocida ('tierra desconocida'), señalando que había sido descubierta por Colón. [61]
  6. ^ Este mapa se basa en la premisa de que Colón aterrizó por primera vez en Plana Cays. [62] La isla considerada por Samuel Eliot Morison como la ubicación más probable del primer contacto [63] es la tierra más oriental que toca el borde superior de esta imagen.
  7. ^ Según Samuel Eliot Morison, la isla de San Salvador, rebautizada de Watling's Island en 1925 en la creencia de que era San Salvador de Colón, [72] es la única isla que encaja en la posición indicada por el diario de Colón. Otros candidatos son Grand Turk, Cat Island, Rum Cay, Samana Cay o Mayaguana. [63]
  8. ^ Torres hablaba hebreo y algo de árabe, se creía que este último era la lengua materna de todos los idiomas. [78]
  9. ^ Omitido en esta imagen, Colón regresó a Guadalupe al final de su segundo viaje antes de navegar de regreso a España. [87]
  10. ^ El sistema de tributos prácticamente se había derrumbado en 1497. [100]
  11. ^ El informe de 48 páginas de Bobadilla, derivado de los testimonios de 23 personas que habían visto u oído sobre el trato infligido por Colón y sus hermanos, originalmente se había perdido durante siglos, pero fue redescubierto en 2005 en los archivos españoles de Valladolid. Contenía un relato del reinado de siete años de Colón como primer gobernador de las Indias. Consuelo Varela, una historiadora española, afirma: "Incluso los que lo amaban [Colón] tuvieron que admitir las atrocidades que habían tenido lugar". [113]
  12. ^ Según el profesor Miguel Patella de la Universidad de Granada, que estuvo presente la última vez que se abrió la cripta de Colón, estos incluyen parte de una mandíbula y un brazo, así como un par de huesos de piernas y vértebras. [133]
  13. ^ Este mismo año, el polvo recogido de estos restos se colocó en un relicario, que se colocó dentro de la popa de una carabela modelo plateada. Se colocaron dos pequeñas porciones de polvo de la misma fuente en viales separados. [139]
  14. ^ Osborne citó la bala como evidencia de que los restos pertenecían a Colón, [140] pero su significado no está claro. [138]
  15. ^ Estos restos se exhiben en su cripta (detrás de una hoja de vidrio) una vez al año en el Día de la Raza. [141]
  16. ^ "El reclamo de Columbus a la fama no es que llegó primero, es que se quedó". (Dugard 2005, pág.185)
  17. ^ En su tercer viaje, Colón formuló un nuevo modelo de la Tierra poco después de observar que la Estrella Polar no es fija. Al hacer observaciones con un cuadrante, "veía regularmente que la plomada caía al mismo punto", en lugar de moverse a lo largo de su nave. Pensó que había descubierto la entrada al Cielo, desde donde se extienden las aguas de la Tierra, el planeta formando una pera con la insuperable porción de "tallo" de la pera apuntando hacia el Cielo. [158] De hecho, la Tierra tiene la forma de una pera muy levemente, con el "tallo" apuntando hacia el norte. [159]
  18. ^ Cuneo escribió,

Mientras estaba en el bote, capturé a una mujer caribe muy hermosa, que el dicho lord almirante me dio. Cuando la llevé a mi camarote estaba desnuda, como era su costumbre. Me llenó el deseo de complacerme con ella e intenté satisfacer mi deseo. Ella no estaba dispuesta, y me trató tanto con las uñas que deseé no haber empezado nunca. Pero, para abreviar una larga historia, luego tomé un trozo de cuerda y la azoté sonoramente, y ella soltó unos gritos tan increíbles que no hubieras creído lo que oían tus oídos. Al final llegamos a esos términos, te lo aseguro, que habrías pensado que se había criado en una escuela de putas. [166]


Las victimas

A manos de 19 terroristas militantes asociados con el grupo extremista islámico al-Qaeda encabezado por Osama bin Laden, más de 3.000 personas (incluidos más de 400 policías y bomberos) murieron y más de 10.000 resultaron heridas durante los ataques del 9 / 11. Fue el acto terrorista más mortífero en la historia de Estados Unidos y el ataque extranjero más devastador en suelo estadounidense desde el ataque a Pearl Harbor. & # XA0

Los sobrevivientes y los familiares de los sobrevivientes se han presentado con historias de valentía y triunfo. Decenas de miles han sufrido. El Fondo de Compensación para Víctimas inicial & # xA0 (en funcionamiento desde diciembre de 2001 a junio de 2004) recibió 7.408 solicitudes de 75 países y otorgó 5.560 premios por un total de más de $ 7 mil millones para reclamos por muertes (2.880) y lesiones personales (2.680). Los premios variaron de $ 500 a $ 8,6 millones con un premio promedio de $ 2,082,128, todos libres de impuestos. & # XA0

El 2 de enero de 2011, el presidente en funciones, Barack Obama & # xA0, firmó la Ley de Salud y Compensación del 11 de septiembre de 2010 James Zadroga en honor al detective y socorrista del Departamento de Policía de Nueva York James Zadroga, quien murió en 2006 por problemas respiratorios atribuidos a la inhalación de polvo tóxico del Sitio del desastre del World Trade Center. También conocida como & # x201C First Responders Bill, & # x201D, esta Ley amplió el alcance del Fondo de Compensación para Víctimas para incluir a los socorristas y las personas que luego experimentaron problemas de salud relacionados con el 11 de septiembre. Desde entonces se han procesado más de 20,000 reclamos y se han otorgado cerca de $ 3 mil millones en compensación por salarios perdidos y otros daños relacionados con enfermedades. & # XA0

Si bien hay miles de víctimas y sobrevivientes conocidas, algunas siguen siendo desconocidas. La Oficina del Médico Forense Jefe de la Ciudad de Nueva York tiene la custodia de 7,930 restos no identificados de los muertos en los ataques. Los restos se encuentran en el depósito del World Trade Center situado entre las dos huellas de las Torres Gemelas en el terreno sagrado del sitio del World Trade Center. Hay una Sala de Reflexión Familiar privada que no está abierta al público. Los familiares también pueden hablar con antropólogos del World Trade Center que pueden responder preguntas sobre los pasos que están tomando para identificar los restos de las víctimas del 11 de septiembre. & # X2028


Bienvenido a American National Biography Online

Esta actualización presenta ocho nuevas biografías de figuras importantes en la historia del periodismo estadounidense. Incluye a la influyente presentadora de noticias de PBS y reportera Gwen Ifill, corresponsal de CBS News desde hace mucho tiempo, Bob Simon. EE.UU. Hoy en día fundador Al Neuharth Elizabeth Shepley Sargento, periodista del Nueva república que resultó herido durante la Primera Guerra Mundial Wall Street Journal editores Vermont Royster y Barney Kilgore Marie Colvin, reportera de guerra para UPI y el tiempo de domingo y Jeremiah O’Sullivan, quien desempeñó un papel clave en el periodismo católico del siglo XX.

Gwen Ifill

Gwen Ifill (1955-2016) ganó numerosos premios por su carrera de periodismo impreso en el Baltimore Evening Sun, Washington Post y New York Times y su trabajo televisivo para NBC News, abriendo un camino para las mujeres negras en un campo dominado por hombres blancos. En 1999 se incorporó a PBS, donde se convirtió en una de las voces más reconocidas del periodismo político. Ella moderó la "Semana de Washington", copresidió "NewsHour" y moderó los debates vicepresidenciales en 2004 y 2008, así como el debate de las primarias demócratas en 2016.


George Washington: Discurso de despedida

Amigos y conciudadanos:

El período para una nueva elección de un ciudadano para administrar el gobierno ejecutivo de los Estados Unidos no está muy lejano, y llegó el momento en que sus pensamientos deben dedicarse a designar a la persona que debe ser revestida de esa importante confianza, al parecer. En mi opinión, sobre todo porque puede conducir a una expresión más clara de la voz pública, debo informarles ahora de la resolución que he tomado de negarme a ser considerado entre el número de aquellos entre los que debe hacerse una elección.

Fuente: James D. Richardson, ed., Una recopilación de los mensajes y artículos de los presidentes, vol. 1 (1896), págs. 213-24.

Le ruego al mismo tiempo que me haga justicia para tener la seguridad de que esta resolución no ha sido tomada sin un estricto respeto a todas las consideraciones relativas a la relación que une a un ciudadano obediente con su país y que al retirar la licitación del servicio , lo que el silencio en mi situación podría implicar, no me influye ninguna disminución del celo por su interés futuro, ninguna deficiencia de respeto agradecido por su bondad pasada, sino que me sustenta la plena convicción de que el paso es compatible con ambos.

La aceptación y permanencia hasta ahora en el cargo al que sus sufragios me han llamado dos veces han sido un sacrificio uniforme de inclinación a la opinión del deber y una deferencia por lo que parecía ser su deseo. Constantemente esperaba que hubiera estado mucho antes en mi poder, en consonancia con motivos que no tenía la libertad de ignorar, volver a ese retiro del que me había extraído de mala gana. La fuerza de mi inclinación a hacer esto previo a las últimas elecciones me había llevado incluso a preparar un discurso para decírselo, pero una reflexión madura sobre la postura entonces perpleja y crítica de nuestros asuntos con las naciones extranjeras y el consejo unánime de los titulares. a mi confianza me impulsó a abandonar la idea. Me regocijo de que el estado de sus preocupaciones, tanto externas como internas, ya no propicia la búsqueda de inclinaciones incompatibles con el sentimiento del deber o la propiedad, y estoy persuadido, cualquiera que sea la parcialidad que pueda conservarse por mis servicios, de que en las presentes circunstancias de nuestro país no desaprobará mi determinación de retirarme.

Las impresiones con las que asumí por primera vez la ardua confianza fueron explicadas en la ocasión adecuada. En el ejercicio de esta confianza sólo diré que he contribuido, con buenas intenciones, a la organización y administración del gobierno, cuyos mejores esfuerzos era capaz de un juicio muy falible. No inconsciente al principio de la inferioridad de mis calificaciones, la experiencia en mis propios ojos, quizás aún más en los ojos de los demás, ha fortalecido los motivos de la timidez de mí mismo y cada día el peso creciente de los años me advierte cada vez más que la sombra. La jubilación es tan necesaria para mí como bienvenida. Satisfecho de que si alguna circunstancia ha dado un valor peculiar a mis servicios fueron temporales, tengo el consuelo de creer que, si bien la elección y la prudencia me invitan a abandonar el escenario político, el patriotismo no lo prohíbe.

Esperando con ansias el momento que se propone poner fin a la carrera de mi vida política, mis sentimientos no me permiten suspender el profundo reconocimiento de esa deuda de gratitud que le debo a mi amado país por los muchos honores que me ha conferido. más aún por la firme confianza con que me ha apoyado, y por las oportunidades que desde allí he disfrutado de manifestar mi apego inviolable mediante servicios fieles y perseverantes, aunque en utilidad no equiparable a mi celo. Si a nuestro país se han beneficiado de estos servicios, recuerde siempre para su alabanza y como ejemplo instructivo en nuestros anales que en circunstancias en las que las pasiones, agitadas en todas direcciones, podían inducir a error en medio de apariencias a veces dudosas vicisitudes de La fortuna a menudo desalentadora en situaciones en las que no pocas veces la falta de éxito ha apoyado el espíritu de la crítica, la constancia de vuestro apoyo fue el puntal esencial de los esfuerzos y garantía de los planes por los que se concretaron. Profundamente penetrado en esta idea, la llevaré conmigo a la tumba como fuerte incitación a los votos incesantes de que el Cielo les continúe las más selectas muestras de su beneficencia para que su unión y afecto fraterno sean perpetuos que la Constitución libre que es la la obra de vuestras manos puede mantenerse sagrada para que su administración en todos los departamentos pueda estar marcada con sabiduría y virtud para que, con el tiempo, la felicidad de la gente de estos estados, bajo los auspicios de la libertad, pueda completarse mediante una preservación tan cuidadosa y tan el uso prudente de esta bendición les dará la gloria de recomendarla al aplauso, el cariño y la adopción de todas las naciones que aún le son ajenas.

Aquí, quizás, debería detenerme. Pero una solicitud por vuestro bienestar que no puede terminar sino con mi vida, y la aprehensión del peligro natural a esa solicitud, me instan en una ocasión como la presente a ofrecer a vuestra solemne contemplación y recomendar a vuestra frecuente revisión algunos sentimientos que son el resultado de mucha reflexión, de una observación nada despreciable, y que me parecen muy importantes para la permanencia de su felicidad como pueblo. Estos se le ofrecerán con mayor libertad, ya que solo puede ver en ellos las advertencias desinteresadas de un amigo que se separa, que posiblemente no tenga un motivo personal para sesgar su consejo. Tampoco puedo olvidar como un estímulo a la recepción indulgente de mis sentimientos en una ocasión anterior y no diferente.

Entretejido como está el amor a la libertad con cada ligamento de sus corazones, no es necesaria ninguna recomendación mía para fortalecer o confirmar el apego.

La unidad de gobierno que los constituye en un pueblo también les es ahora muy querida. Es justamente así, porque es un pilar principal en el edificio de su verdadera independencia, el apoyo de su tranquilidad en casa, su paz en el exterior, de su seguridad, de su prosperidad, de esa misma libertad que tanto aprecia. Pero como es fácil prever que por diferentes causas y por diferentes lugares se harán muchos esfuerzos, muchos artificios empleados, para debilitar en sus mentes la convicción de esta verdad, ya que este es el punto de su fortaleza política contra el cual las baterías de Los enemigos internos y externos serán dirigidos de manera más constante y activa (aunque a menudo de manera encubierta e insidiosa), es de un momento infinito que usted debe estimar adecuadamente el inmenso valor de su unión nacional para su felicidad colectiva e individual que debe apreciar un cordial, habitual y un apego inamovible a él, acostumbrándose a pensar y hablar de él como el paladio de su seguridad y prosperidad políticas, velando por su conservación con celosa ansiedad, descartando todo lo que pueda sugerir incluso una sospecha de que en cualquier caso puede ser abandonado, y frunciendo el ceño indignado sobre el primer amanecer de todo intento de alienar cualquier parte de nuestro país del resto o de debilitar el sacro d lazos que ahora unen las distintas partes.

Para ello tiene todo el aliciente de simpatía e interés. Ciudadanos por nacimiento o elección de un país común, ese país tiene derecho a concentrar sus afectos. El nombre de American, que le pertenece a usted en su capacidad nacional, siempre debe exaltar el justo orgullo del patriotismo más que cualquier denominación derivada de las discriminaciones locales. Con ligeros matices de diferencia, tienes la misma religión, modales, hábitos y principios políticos. Habéis luchado y triunfado juntos por una causa común. La independencia y libertad que posees son obra de consejos conjuntos y esfuerzos conjuntos, de peligros, sufrimientos y éxitos comunes.

Pero estas consideraciones, por muy poderosas que se dirijan a su sensibilidad, son superadas en gran medida por las que se aplican más inmediatamente a su interés. Aquí cada parte de nuestro país encuentra los motivos más imperiosos para proteger y preservar cuidadosamente la unión del conjunto.

El Norte, en una relación desenfrenada con el Sur, protegido por las leyes iguales de un gobierno común, encuentra en las producciones de este último grandes recursos adicionales de empresa marítima y comercial y materiales preciosos de la industria manufacturera. El Sur, en el mismo intercambio, beneficiado por la misma agencia del Norte, ve crecer su agricultura y expandirse su comercio. Convirtiendo en parte en sus propios cauces a los marineros del Norte, encuentra vigorizada su navegación particular y si bien contribuye de diferentes formas a nutrir y aumentar la masa general de la navegación nacional, espera la protección de una fuerza marítima a la que él mismo está adaptado de manera desigual. Oriente, en una relación similar con Occidente, ya encuentra, y en la progresiva mejora de las comunicaciones interiores por tierra y agua encontrará cada vez más, una valiosa salida para las mercancías que trae del extranjero o fabrica en casa. Occidente deriva de los suministros de Oriente necesarios para su crecimiento y comodidad, y lo que tal vez sea de mayor importancia, debe necesariamente el goce seguro de salidas indispensables para sus propias producciones al peso, la influencia y la futura fuerza marítima de el lado atlántico de la Unión, dirigido por una comunidad indisoluble de intereses como una sola nación. Cualquier otra tenencia por la cual Occidente pueda tener esta ventaja esencial, ya sea derivada de su propia fuerza separada o de una conexión apóstata y antinatural con cualquier poder extranjero, debe ser intrínsecamente precaria.

Si bien, entonces, cada parte de nuestro país siente un interés inmediato y particular en la unión, todas las partes combinadas no pueden dejar de encontrar en la masa unida de medios y esfuerzos mayor fuerza, mayor recurso, proporcionalmente mayor seguridad frente al peligro externo, un menor frecuente interrupción de su paz por parte de naciones extranjeras, y lo que es de inestimable valor, deben derivar de la unión una exención de esos tumultos y guerras entre ellos que con tanta frecuencia afligen a los países vecinos no unidos por los mismos gobiernos, que sus propias rivales solas ser suficiente para producir, pero que las alianzas, los lazos y las intrigas extranjeras opuestas estimularían y amargarían. Por lo tanto, también evitarán la necesidad de esos establecimientos militares desbordados que, bajo cualquier forma de gobierno, son desfavorables para la libertad y que deben considerarse particularmente hostiles a la libertad republicana. En este sentido, es que tu unión debe ser considerada como un pilar principal de tu libertad, y que el amor de uno debe hacerte querer la preservación del otro.

Estas consideraciones hablan en un lenguaje persuasivo a toda mente reflexiva y virtuosa, y muestran la continuidad de la unión como un objeto principal del deseo patriótico. ¿Hay alguna duda de que un gobierno común pueda abarcar una esfera tan grande? Deje que la experiencia lo resuelva. Escuchar meras especulaciones en tal caso era criminal. Estamos autorizados a esperar que una adecuada organización del conjunto, con la agencia auxiliar de los gobiernos para las respectivas subdivisiones, dé un feliz resultado al experimento. Vale la pena un experimento justo y completo. Con tan poderosos y evidentes motivos de unión que afectan a todos los rincones de nuestro país, si bien la experiencia no habrá demostrado su impracticabilidad, siempre habrá motivos para desconfiar del patriotismo de quienes en cualquier parte se empeñan en debilitar sus bandas.

Al contemplar las causas que pueden perturbar nuestra unión, surge como motivo de grave preocupación que se debería haber proporcionado cualquier motivo para caracterizar a las partes mediante discriminaciones geográficas —norte y sur, atlántico y occidental— de donde los hombres que diseñan pueden esforzarse por despertar la creencia de que existe una diferencia real de intereses y puntos de vista locales. Uno de los expedientes del partido para adquirir influencia dentro de distritos particulares es tergiversar las opiniones y objetivos de otros distritos. No podéis protegeros demasiado de los celos y el ardor de estómago que surgen de estas tergiversaciones que tienden a hacer ajenos unos a otros a los que deberían estar unidos por el afecto fraterno. Los habitantes de nuestro país occidental han tenido últimamente una útil lección al respecto. Han visto en la negociación por parte del Ejecutivo y en la ratificación unánime por parte del Senado del tratado con España, y en la satisfacción universal por ese acontecimiento en todo Estados Unidos, una prueba decisiva de cuán infundadas eran las sospechas que se propagaban entre ellos de una política. en el gobierno general y en los estados atlánticos hostiles a sus intereses con respecto al Mississippi. Han sido testigos de la formación de dos tratados —el con Gran Bretaña y el otro con España— que les aseguraron todo lo que podían desear respecto a nuestras relaciones exteriores para confirmar su prosperidad. ¿No será su sabiduría confiar en la preservación de estas ventajas en la unión por la que fueron adquiridas? ¿No serán de ahora en adelante sordos a esos consejeros, si los hay, que los separará de sus hermanos y los conectará con extraterrestres?

Para la eficacia y permanencia de su sindicato es indispensable un gobierno para el conjunto. Ninguna alianza, por estricta que sea, entre las partes puede ser un sustituto adecuado. Deben experimentar inevitablemente las infracciones e interrupciones que han experimentado todas las alianzas en todos los tiempos. Sensible a esta verdad trascendental, ha mejorado su primer ensayo mediante la adopción de una Constitución de gobierno mejor calculada que la anterior para una unión íntima y para la gestión eficaz de sus preocupaciones comunes. Este gobierno, descendiente de nuestra propia elección, sin influencias y sin justificación, adoptado tras una investigación completa y una deliberación madura, completamente libre en sus principios, en la distribución de sus poderes, uniendo la seguridad con la energía y conteniendo en sí mismo una disposición para su propia enmienda. , tiene un justo reclamo de su confianza y su apoyo. El respeto a su autoridad, el cumplimiento de sus leyes, la aquiescencia a sus medidas, son deberes prescritos por las máximas fundamentales de la verdadera libertad. La base de nuestros sistemas políticos es el derecho del pueblo a hacer y modificar sus constituciones de gobierno. Pero la constitución que existe en cualquier momento hasta que sea modificada por un acto explícito y auténtico de todo el pueblo es sagradamente obligatoria para todos. La idea misma del poder y el derecho del pueblo a establecer un gobierno presupone el deber de cada individuo de obedecer al gobierno establecido.

Todas las obstrucciones a la ejecución de las leyes, todas las combinaciones y asociaciones, bajo cualquier carácter plausible, con el propósito real de dirigir, controlar, contrarrestar o atemorizar la deliberación y acción regular de las autoridades constituidas, son destructivas de este principio fundamental y de tendencia fatal. Sirven para organizar la facción para darle una fuerza artificial y extraordinaria para poner en el lugar de la voluntad delegada de la nación la voluntad de un partido, a menudo una minoría pequeña pero ingeniosa y emprendedora de la comunidad, y, según los triunfos alternos. de partidos diferentes, para hacer de la administración pública el espejo de los proyectos incongruentes e incongruentes de la facción más que el órgano de planes coherentes y sanos, digeridos por consejos comunes y modificados por intereses mutuos.

Sin embargo, las combinaciones o asociaciones de la descripción anterior pueden responder de vez en cuando a fines populares, es probable que con el tiempo y las cosas se conviertan en potentes motores mediante los cuales hombres astutos, ambiciosos y sin principios podrán subvertir el poder del pueblo. y usurpar para sí mismos las riendas del gobierno, destruyendo después las mismas máquinas que los han elevado a un dominio injusto.

Para la preservación de su gobierno y la permanencia de su presente feliz estado, es un requisito no solo que usted desapruebe constantemente las oposiciones irregulares a su autoridad reconocida, sino también que resista con cuidado el espíritu de innovación sobre sus principios, por engañosos que sean los pretextos. . Un método de asalto puede consistir en efectuar en las formas de la Constitución alteraciones que perjudiquen la energía del sistema y, por lo tanto, socaven lo que no puede ser derrocado directamente. En todos los cambios a los que puede ser invitado, recuerde que el tiempo y el hábito son al menos tan necesarios para fijar el verdadero carácter de los gobiernos como de otras instituciones humanas, que la experiencia es el estándar más seguro por el cual probar la tendencia real de la constitución existente de un país que la facilidad en cambios con el mérito de meras hipótesis y opiniones expone a cambios perpetuos, de la interminable variedad de hipótesis y opiniones y recuerde especialmente que para la gestión eficiente de sus intereses comunes en un país tan extenso como el nuestro un gobierno de tan es indispensable tanto vigor como sea compatible con la perfecta seguridad de la libertad. La libertad misma encontrará en un gobierno así, con poderes debidamente distribuidos y ajustados, su guardián más seguro. De hecho, es poco más que un nombre en el que el gobierno es demasiado débil para resistir las empresas de la facción, para confinar a cada miembro de la sociedad dentro de los límites prescritos por las leyes y para mantener a todos en el goce seguro y tranquilo de la derechos de la persona y la propiedad.

Ya les he insinuado el peligro de los partidos en el estado, con especial referencia a su fundación por discriminaciones geográficas. Permítanme ahora tener una visión más completa y advertirles de la manera más solemne contra los efectos nefastos del espíritu de fiesta en general.

Este espíritu, lamentablemente, es inseparable de nuestra naturaleza, y tiene su raíz en las pasiones más fuertes de la mente humana. Existe bajo diferentes formas en todos los gobiernos, más o menos sofocado, controlado o reprimido, pero en los de la forma popular se ve en su mayor rango y es verdaderamente su peor enemigo.

La dominación alterna de una facción sobre otra, agudizada por el espíritu de venganza natural de la disensión partidaria, que en diferentes épocas y países ha perpetrado las más horribles atrocidades, es en sí misma un espantoso despotismo. Pero esto conduce a un despotismo más formal y permanente. Los desórdenes y miserias que resultan gradualmente inclinan las mentes de los hombres a buscar seguridad y reposo en el poder absoluto de un individuo, y tarde o temprano el jefe de alguna facción predominante, más capaz o más afortunada que sus competidores, vuelve esta disposición al propósitos de su propia elevación sobre las ruinas de la libertad pública.

Sin esperar un extremo de este tipo (que, sin embargo, no debe perderse por completo), las frecuentes y continuas desventuras del espíritu de fiesta son suficientes para que el interés y el deber de un pueblo sabio sea desalentarlo y refrenarlo. .

Sirve siempre para distraer a los ayuntamientos y debilitar la administración pública. Agita a la comunidad con celos infundados y falsas alarmas enciende la animosidad de una parte contra otra fomenta ocasionalmente disturbios e insurrecciones.Abre la puerta a la influencia extranjera y la corrupción, que encuentran un acceso facilitado al propio gobierno a través de los canales de la pasión partidaria. Así, la política y la voluntad de un país están sujetas a la política y la voluntad de otro.

Existe la opinión de que los partidos en los países libres son controles útiles sobre la administración del gobierno y sirven para mantener vivo el espíritu de libertad. Esto, dentro de ciertos límites, es probablemente cierto y en los gobiernos de carácter monárquico el patriotismo puede mirar con indulgencia, si no con favor, el espíritu de partido. Pero en los de carácter popular, en los gobiernos puramente electivos, es un espíritu que no hay que alentar. Por su tendencia natural es seguro que siempre habrá suficiente de ese espíritu para todo propósito saludable y existiendo el peligro constante de exceso, el esfuerzo debe ser por la fuerza de la opinión pública para mitigarlo y apaciguarlo. Un fuego para no apagar, exige una vigilancia uniforme para evitar que estalle en llama, no sea que, en lugar de calentarse, se consuma.

Es importante, igualmente, que los hábitos de pensamiento en un país libre inspiren cautela en los encargados de su administración para encerrarse en sus respectivos ámbitos constitucionales, evitando en el ejercicio de las atribuciones de un departamento invadir otro. El espíritu de usurpación tiende a consolidar los poderes de todos los departamentos en uno, y así crear, cualquiera que sea la forma de gobierno, un verdadero despotismo. Una justa estimación de ese amor al poder y la propensión a abusar de él que predomina en el corazón humano es suficiente para satisfacernos de la verdad de esta posición. La necesidad de controles recíprocos en el ejercicio del poder político, dividiéndolo y distribuyéndolo en diferentes depositarios, y constituyendo cada uno el guardián del bien público contra las invasiones de los demás, ha sido evidenciada por experimentos antiguos y modernos, algunos de ellos en nuestro país y bajo nuestros propios ojos. Conservarlos debe ser tan necesario como instituirlos. Si a juicio del pueblo la distribución o modificación de los poderes constitucionales resultara en algún agravio particular, que se corrija mediante una enmienda en la forma que la Constitución designe. Pero que no se produzca ningún cambio por usurpación, porque aunque en un caso puede ser el instrumento del bien, es el arma habitual con la que se destruyen los gobiernos libres. El precedente siempre debe compensar grandemente en el mal permanente cualquier beneficio parcial o transitorio que el uso pueda producir en cualquier momento.

De todas las disposiciones y hábitos que conducen a la prosperidad política, la religión y la moralidad son soportes indispensables. En vano reclamaría el tributo del patriotismo aquel hombre que trabajara para subvertir estos grandes pilares de la felicidad humana, estos más firmes puntales de los deberes de los hombres y los ciudadanos. El mero político, al igual que el hombre piadoso, debe respetarlos y apreciarlos. Un volumen no pudo rastrear todas sus conexiones con la felicidad pública y privada. Pregúntese simplemente: ¿Dónde está la seguridad de la propiedad, de la reputación, de la vida, si el sentido de las obligaciones religiosas abandona los juramentos que son los instrumentos de investigación en los tribunales de justicia? Y permitamos con cautela la suposición de que la moralidad puede mantenerse sin religión. Independientemente de lo que se pueda conceder a la influencia de la educación refinada en mentes de estructura peculiar, la razón y la experiencia nos prohíben esperar que la moralidad nacional pueda prevalecer excluyendo los principios religiosos.

Es sustancialmente cierto que la virtud o la moralidad es un manantial necesario del gobierno popular. De hecho, la regla se extiende con más o menos fuerza a todas las especies de gobierno libre. ¿Quién que sea un amigo sincero de ella puede mirar con indiferencia los intentos de sacudir los cimientos de la tela? Promover, entonces, como objeto de primordial importancia, las instituciones para la difusión general del conocimiento. En la medida en que la estructura de un gobierno da fuerza a la opinión pública, es esencial que la opinión pública sea ilustrada.

Como fuente muy importante de fortaleza y seguridad, valore el crédito público. Un método para preservarlo es usarlo con la mayor moderación posible, evitando ocasiones de gasto cultivando la paz, pero recordando también que los desembolsos oportunos para prepararse para el peligro con frecuencia evitan desembolsos mucho mayores para derogarlo evitando así mismo la acumulación de deuda, no solo por evitando las ocasiones de gasto, sino mediante esfuerzos vigorosos en tiempo de paz para saldar las deudas que las guerras inevitables han ocasionado, no arrojando con generosidad a la posteridad la carga que nosotros mismos deberíamos soportar. La ejecución de estas máximas pertenece a sus representantes pero es necesario que la opinión pública coopere. Para facilitarles el cumplimiento de su deber, es fundamental que prácticamente se tenga en cuenta que hacia el pago de las deudas debe haber ingresos que para tener ingresos deben haber impuestos que no se puedan idear impuestos que no sean más ni menos. Es inconveniente y desagradable que la vergüenza intrínseca, inseparable de la selección de los objetos adecuados (que siempre es una elección de dificultades), deba ser un motivo decisivo para una interpretación franca de la conducta del gobierno al hacerlo, y para un espíritu de la aquiescencia en las medidas de obtención de ingresos que las exigencias públicas dicten en cada momento.

Observe la buena fe y la justicia hacia todas las naciones. Cultive paz y armonía con todos. La religión y la moralidad imponen esta conducta. ¿Y puede ser que una buena política no lo prescriba igualmente? Sería digno de una nación libre, ilustrada y no muy lejana una gran nación dar a la humanidad el ejemplo magnánimo y demasiado novedoso de un pueblo siempre guiado por una justicia y una benevolencia exaltadas. ¿Quién puede dudar de que con el transcurso del tiempo y las cosas, los frutos de tal plan compensarían generosamente cualquier ventaja temporal que pudiera perderse si se adhiriera firmemente a él? ¿Será que la Providencia no ha conectado la felicidad permanente de una nación con su virtud? El experimento, al menos, es recomendado por todo sentimiento que ennoblece la naturaleza humana. ¡Pobre de mí! ¿Es imposible por sus vicios?

En la ejecución de tal plan nada es más esencial que excluir las antipatías permanentes e inveteradas contra naciones particulares y los lazos apasionados por otras, y que en su lugar deben cultivarse sentimientos justos y amistosos hacia todos. La nación que se entrega a otra en un odio habitual o un cariño habitual es en cierto grado un esclavo. Es esclavo de su animosidad o de su afecto, cualquiera de los cuales es suficiente para desviarlo de su deber y de sus intereses. La antipatía de una nación contra otra predispone más fácilmente a ofrecer insultos e injurias, a apoderarse de las causas leves de resentimiento y a ser altivos e intratables cuando ocurren ocasiones de disputa accidentales o insignificantes.

De ahí frecuentes colisiones, contiendas obstinadas, envenenadas y sangrientas. La nación impulsada por la mala voluntad y el resentimiento a veces impulsa a la guerra al gobierno contrariamente a los mejores cálculos de la política. El gobierno participa a veces de la propensión nacional y adopta con pasión lo que la razón rechazaría. Otras veces subordina la animosidad de la nación a proyectos de hostilidad, instigados por el orgullo, la ambición y otros motivos siniestros y perniciosos. La paz, a veces quizás la libertad, de las naciones ha sido la víctima.

Así, del mismo modo, el apego apasionado de una nación a otra produce una variedad de males. La simpatía por la nación favorita, que facilita la ilusión de un interés común imaginario en los casos en los que no existe un interés común real, e infunde en una las enemistades de la otra, traiciona a la primera a participar en las disputas y guerras de la segunda sin un incentivo adecuado. o justificación. También conduce a concesiones a la nación favorita de privilegios que se niegan a otros, lo que puede dañar doblemente a la nación que hace las concesiones al separarse innecesariamente de lo que debería haberse retenido y al despertar los celos, la mala voluntad y la disposición a tomar represalias. en los partidos a los que se les niega la igualdad de privilegios y les da a los ciudadanos ambiciosos, corruptos o engañados (que se entregan a la nación favorita) facilidad para traicionar o sacrificar los intereses de su propio país sin odio, a veces incluso con popularidad, dorados con las apariencias de un sentido virtuoso de la obligación, una deferencia encomiable por la opinión pública o un celo loable por el bien público, los cumplidos viles o tontos de la ambición, la corrupción o el enamoramiento.

Como avenidas hacia la influencia extranjera de innumerables formas, tales lazos son particularmente alarmantes para el patriota verdaderamente ilustrado e independiente. ¡Cuántas oportunidades ofrecen para manipular las facciones domésticas, practicar las artes de la seducción, engañar a la opinión pública, influir o asombrar a los consejos públicos! Tal apego de una nación pequeña o débil a una nación grande y poderosa condena a la primera a ser el satélite de la segunda. Contra las insidiosas artimañas de la influencia extranjera (los conjuro para que me crean, conciudadanos), los celos de un pueblo libre deben estar constantemente despiertos, ya que la historia y la experiencia demuestran que la influencia extranjera es uno de los enemigos más nefastos del gobierno republicano. Pero esos celos, para ser útiles, deben ser imparciales; de lo contrario, se convierten en el instrumento de la misma influencia que hay que evitar, en lugar de una defensa contra ella. La excesiva parcialidad por una nación extranjera y la excesiva aversión por otra hacen que aquellos a quienes actúan vean el peligro sólo por un lado, y sirven para velar e incluso en segundo lugar las artes de influencia del otro. Los verdaderos patriotas que resistan las intrigas del favorito corren el riesgo de volverse sospechosos y odiosos, mientras que sus herramientas y engaños usurpan el aplauso y la confianza del pueblo para ceder sus intereses.

La gran regla de conducta para nosotros con respecto a las naciones extranjeras es extender nuestras relaciones comerciales para tener con ellas la menor conexión política posible. En la medida en que ya hayamos formado compromisos, que se cumplan con perfecta buena fe. Aquí, detengámonos.

Europa tiene un conjunto de intereses primarios que para nosotros no tienen ninguna o una relación muy remota. Por tanto, debe estar envuelta en frecuentes controversias, cuyas causas son esencialmente ajenas a nuestras preocupaciones. Por lo tanto, debe ser imprudente por nuestra parte implicarnos mediante lazos artificiales en las vicisitudes ordinarias de su política o en las combinaciones y colisiones ordinarias de sus amistades o enemistades.

Nuestra situación de desapego y lejanía nos invita y habilita a seguir un rumbo diferente. Si seguimos siendo un solo pueblo, bajo un gobierno eficiente, no está lejos el período en el que podemos desafiar el daño material de la molestia externa cuando podemos adoptar una actitud que haga que la neutralidad que podamos en cualquier momento resolver sea respetada escrupulosamente cuando Las naciones beligerantes, ante la imposibilidad de hacer adquisiciones sobre nosotros, no se arriesgarán a la ligera provocación cuando podamos elegir la paz o la guerra, como aconsejará nuestro interés, guiado por la justicia.

¿Por qué renunciar a las ventajas de una situación tan peculiar? ¿Por qué renunciar a lo nuestro para situarnos en terreno extranjero? ¿Por qué, entretejiendo nuestro destino con el de cualquier parte de Europa, enredar nuestra paz y prosperidad en los esfuerzos de la ambición, la rivalidad, el interés, el humor o el capricho europeos?

Es nuestra verdadera política mantenernos alejados de las alianzas permanentes con cualquier parte del mundo extranjero, hasta ahora, quiero decir, ya que ahora tenemos la libertad de hacerlo, ya que no se me entiende como capaz de patrocinar la infidelidad con los compromisos existentes. Sostengo la máxima, no menos aplicable a los asuntos públicos que a los privados, de que la honestidad es siempre la mejor política. Repito, por tanto, que esos compromisos se observen en su sentido genuino. Pero en mi opinión, es innecesario y no sería prudente ampliarlos.

Cuidando siempre de mantenernos en establecimientos adecuados en una postura defensiva respetable, podemos confiar con seguridad en alianzas temporales para emergencias extraordinarias.

La armonía, las relaciones liberales con todas las naciones son recomendadas por la política, la humanidad y el interés. Pero incluso nuestra política comercial debe tener una mano igual e imparcial, sin buscar ni otorgar favores o preferencias exclusivas consultando el curso natural de las cosas, difundiendo y diversificando por medios suaves las corrientes comerciales, pero no obligando a nada estableciendo con poderes así dispuestos, a fin de Dar al comercio un rumbo estable, definir los derechos de nuestros comerciantes y permitir que el gobierno los apoye, reglas convencionales de trato, lo mejor que permitan las circunstancias actuales y la opinión mutua, pero temporales y susceptibles de ser abandonadas de vez en cuando o variado según lo dicten la experiencia y las circunstancias, teniendo en cuenta constantemente que es una locura en una nación buscar favores desinteresados ​​de otra que debe pagar con una parte de su independencia por lo que pueda aceptar bajo ese carácter que por tal aceptación pueda colocarse en la condición de haber dado equivalentes por favores nominales, y sin embargo ser reprochado con ingratitud por no dar más. No puede haber mayor error que esperar o calcular favores reales de nación a nación. Es una ilusión que la experiencia debe curar, que un orgullo justo debe descartar.

Al ofrecerles a ustedes, mis compatriotas, estos consejos de un viejo y afectuoso amigo, no me atrevo a esperar que causen la impresión fuerte y duradera que podría desear: que controlen la corriente habitual de las pasiones o impidan que nuestra nación siga el curso. que hasta ahora ha marcado el destino de las naciones. Pero si puedo incluso halagarme a mí mismo de que pueden producir algún beneficio parcial, algún bien ocasional, que de vez en cuando puedan recurrir a moderar la furia del espíritu de partido, a advertir contra las travesuras de las intrigas extranjeras, a protegerse de las imposturas. de fingido patriotismo, esta esperanza será una recompensa total por la solicitud por su bienestar que les ha dictado.

Hasta dónde en el desempeño de mis deberes oficiales me he guiado por los principios que han sido delineados en los registros públicos y otras evidencias de mi conducta deben testificarles a ustedes y al mundo. Para mí, la seguridad de mi propia conciencia es que al menos he creído que me guían por ellos.

En relación con la guerra que aún subsiste en Europa, mi proclamación del 22 de abril de 1793 es el índice de mi plan. Sancionada por su voz aprobatoria y por la de sus representantes en ambas cámaras del Congreso, el espíritu de esa medida me ha gobernado continuamente, sin la influencia de ningún intento de disuadirme o desviarme de ella.

Después de un examen deliberado, con la ayuda de las mejores luces que pude obtener, quedé muy satisfecho de que nuestro país, en todas las circunstancias del caso, tenía derecho a adoptar, y estaba obligado por el deber y el interés de adoptar, una posición neutral. . Habiéndolo tomado, decidí hasta donde debía depender de mí para mantenerlo con moderación, perseverancia y firmeza.

Las consideraciones que respetan el derecho a sostener esta conducta no es necesario en esta ocasión detallar. Sólo observaré que, según mi entendimiento del asunto, ese derecho, lejos de ser negado por cualquiera de las potencias beligerantes, ha sido prácticamente admitido por todos.

El deber de llevar una conducta neutral puede inferirse, sin más, de la obligación que la justicia y la humanidad imponen a toda nación, en los casos en que es libre de actuar, de mantener invioladas las relaciones de paz y amistad con las demás naciones.

Los incentivos de interés para observar esa conducta estarán mejor referidos a sus propias reflexiones y experiencia. En mi caso, un motivo predominante ha sido procurar ganarle tiempo a nuestro país para asentar y madurar sus instituciones aún recientes, y avanzar sin interrupción hasta ese grado de fuerza y ​​coherencia que es necesario para darle, humanamente hablando, el mando de su propias fortunas.

Aunque al revisar los incidentes de mi administración no me doy cuenta de un error intencional, soy demasiado sensible a mis defectos como para pensar que es probable que haya cometido muchos errores. Sean lo que sean, suplico fervientemente al Todopoderoso que evite o mitigue los males a los que puedan tender. Llevaré también conmigo la esperanza de que mi país nunca deje de mirarlos con indulgencia, y que, después de cuarenta y cinco años de mi vida dedicada a su servicio con pleno celo, las faltas de las capacidades incompetentes sean relegadas al olvido. , como pronto tendré que estar yo en las mansiones de descanso.

Confiando en su bondad en esto como en otras cosas, y movido por ese ferviente amor hacia él que es tan natural para un hombre que ve en él la tierra nativa de él mismo y sus progenitores durante varias generaciones, anticipo con grata expectativa ese retiro en que me prometo a mí mismo realizar sin aleación el dulce placer de participar en medio de mis conciudadanos de la benigna influencia de las buenas leyes bajo un gobierno libre, el objeto siempre favorito de mi corazón, y la feliz recompensa, según confío, de nuestros cuidados, labores y peligros mutuos.


Años posteriores y muerte

Con su alta popularidad, Irving siguió con el trabajo y la correspondencia hasta los 70 años. Completó su biografía en cinco volúmenes de su tocayo George Washington solo ocho meses antes de su muerte.

Washington Irving murió de un ataque al corazón en Tarrytown, Nueva York, el 28 de noviembre de 1859. Parecía predecir su muerte, como dijo antes de irse a la cama: "¡Bueno, debo arreglar mis almohadas para otra noche agotadora! ¡fin!" Irving fue, apropiadamente, enterrado en el cementerio Sleepy Hollow.


Ver el vídeo: CONFLICTOS DE LA NUEVA NACIÓN, HISTORIA, TERCER AÑO, LA GUERRA DEL 47, (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Wynchell

    Es notable, es una frase valiosa

  2. Guillermo

    Este tema es simplemente incomparable :) Es interesante para mí.

  3. Barrani

    Está de acuerdo, el mensaje es muy útil.

  4. Deagmund

    Y que haríamos sin tu maravillosa frase



Escribe un mensaje