Interesante

La isabela

La isabela

La Isabela es el nombre de la primera ciudad europea establecida en las Américas. La Isabela fue colonizada por Cristóbal Colón y otras 1.500 personas en 1494 dC, en la costa norte de la isla de La Española, en lo que hoy es la República Dominicana en el Mar Caribe. La Isabela fue la primera ciudad europea, pero no fue la primera colonia en el Nuevo Mundo, fue L'Anse aux Meadows, establecida por colonos nórdicos en Canadá casi 500 años antes: ambas colonias tempranas fueron fracasos abyectos.

Historia de la Isabela

En 1494, el explorador Cristóbal Colón, nacido en Italia y financiado por España, estaba en su segundo viaje a los continentes estadounidenses, aterrizando en La Española con un grupo de 1.500 colonos. El objetivo principal de la expedición era establecer una colonia, un punto de apoyo en las Américas para que España comenzara su conquista. Pero Colón también estaba allí para descubrir fuentes de metales preciosos. Allí, en la costa norte de La Española, establecieron la primera ciudad europea en el Nuevo Mundo, llamada La Isabela en honor a la Reina Isabel de España, que apoyó su viaje financiera y políticamente.

Para una colonia temprana, La Isabela fue un asentamiento bastante sustancial. Los colonos construyeron rápidamente varios edificios, incluido un palacio / ciudadela para que viviera Colón; un almacén fortificado (alhóndiga) para almacenar sus bienes materiales; varios edificios de piedra para diversos fines; y una plaza de estilo europeo. También hay evidencia de varios lugares asociados con el procesamiento de plata y mineral de hierro.

Procesamiento de mineral de plata

Las operaciones de procesamiento de plata en La Isabela involucraron el uso de galena europea, un mineral de plomo probablemente importado de campos de mineral en los valles de Los Pedroches-Alcudia o Linares-La Carolina de España. Se cree que el objetivo de la exportación de galena de plomo de España a la nueva colonia fue analizar el porcentaje de mineral de oro y plata en los artefactos robados a los pueblos indígenas del "Nuevo Mundo". Más tarde, se usó en un intento fallido de fundir mineral de hierro.

Los artefactos asociados con el análisis de mineral descubierto en el sitio incluyeron 58 crisoles de análisis triangulares templados con grafito, un kilogramo (2.2 libras) de mercurio líquido, una concentración de aproximadamente 90 kg (200 lb) de galena y varios depósitos de escoria metalúrgica, en su mayoría concentrados Cerca o dentro del almacén fortificado. Adyacente a la concentración de escoria había un pequeño pozo de fuego, que se cree que representa un horno utilizado para procesar el metal.

Evidencia de escorbuto

Debido a que los registros históricos indican que la colonia fue un fracaso, Tiesler y sus colegas investigaron la evidencia física de las condiciones de los colonos, usando evidencia macroscópica e histológica (sangre) en los esqueletos excavados en un cementerio de la era del contacto. Un total de 48 personas fueron enterradas en el cementerio de la iglesia de La Isabela. La preservación esquelética fue variable, y los investigadores solo pudieron determinar que al menos 33 de los 48 eran hombres y tres mujeres. Los niños y adolescentes se encontraban entre los individuos, pero no había nadie mayor de 50 años al momento de la muerte.

Entre los 27 esqueletos con preservación adecuada, 20 exhibieron lesiones que probablemente fueron causadas por el escorbuto adulto severo, una enfermedad causada por una falta sostenida de vitamina C y común a la gente de mar antes del siglo XVIII. Se informa que el escorbuto causó el 80% de todas las muertes durante los largos viajes por mar en los siglos XVI y XVII. Los informes sobrevivientes de la fatiga intensa y el agotamiento físico de los colonos en y después de la llegada son manifestaciones clínicas del escorbuto. Había fuentes de vitamina C en la Española, pero los hombres no estaban lo suficientemente familiarizados con el medio ambiente local para perseguirlos, y en su lugar confiaban en envíos poco frecuentes desde España para satisfacer sus demandas dietéticas, envíos que no incluían fruta.

Los pueblos indígenas

Al menos dos comunidades indígenas estaban ubicadas en el noroeste de la República Dominicana, donde Colón y su tripulación establecieron La Isabela, conocida como los sitios arqueológicos La Luperona y El Flaco. Ambos sitios estuvieron ocupados entre los siglos III y XV y han sido objeto de investigaciones arqueológicas desde 2013. Los pueblos prehispánicos en la región del Caribe en el momento del desembarco de Colón eran horticultores, que combinaban la tala y quema de tierras y jardines de casas sosteniendo plantas domesticadas y manejadas con caza, pesca y recolección sustantivas. Según documentos históricos, la relación no fue buena.

Con base en toda la evidencia, histórica y arqueológica, la colonia de La Isabela fue un desastre absoluto: los colonos no encontraron grandes cantidades de minerales, y los huracanes, cosechas, enfermedades, motines y conflictos con el residente Taíno hicieron vida inaguantable. El mismo Colón fue llamado a España en 1496, para dar cuenta de los desastres financieros de la expedición, y la ciudad fue abandonada en 1498.

Arqueología de La Isabela

Las investigaciones arqueológicas en La Isabela se han llevado a cabo desde fines de la década de 1980 por un equipo dirigido por Kathleen Deagan y José M. Cruxent del Museo de Historia Natural de Florida, en cuyo sitio web hay muchos más detalles disponibles.

Curiosamente, como en el asentamiento vikingo anterior de L'anse aux Meadows, la evidencia en La Isabela sugiere que los residentes europeos pueden haber fallado en parte porque no estaban dispuestos a adaptarse por completo a las condiciones de vida locales.

Fuentes

  • Deagan K. 1996. Transformación colonial: génesis cultural euroamericana en las primeras colonias hispanoamericanas. Revista de Investigación Antropológica 52(2):135-160.
  • Deagan K y Cruxent JM. 2002. El puesto avanzado de Colón entre los taínos: España y América en La Isabela, 1493-1498. New Haven: Yale University Press.
  • Deagan K y Cruxent JM. 2002. Arqueología en La Isabela, la primera ciudad europea de América. New Haven: Yale University Press.
  • Laffoon JE, Hoogland MLP, Davies GR y Hofman CL. 2016. Evaluación de la dieta humana en las Antillas Menores precoloniales: nueva evidencia de isótopos estables de Lavoutte, Santa Lucía. Revista de Ciencia Arqueológica: Informes 5:168-180.
  • Thibodeau AM, Killick DJ, Ruiz J, Chesley JT, Deagan K, Cruxent JM y Lyman W. 2007. El extraño caso de la extracción de plata más temprana por los colonos europeos en el Nuevo Mundo. procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias 104(9):3663-3666.
  • Tiesler V, Coppa A, Zabala P y Cucina A. 2016. Morbilidad y muerte relacionadas con el escorbuto entre la tripulación de Cristóbal Colón en La Isabela, la primera ciudad europea en el Nuevo Mundo (1494-1498): una evaluación del esqueleto y Información histórica. Revista Internacional de Osteoarqueología 26(2):191-202.
  • Ting C, Neyt B, Ulloa Hung J, Hofman C y Degryse P. 2016. La producción de cerámica precolonial en el noroeste de La Española: un estudio tecnológico de cerámica meillacoide y chicoide de La Luperona y El Flaco, República Dominicana. Revista de Ciencia Arqueológica: Informes 6:376-385.
  • VanderVeen JM. 2003. Revisión de Arqueología en La Isabela: la primera ciudad europea de América, y el puesto avanzado de Colón entre los taínos: España y América en La Isabela, 1494-1498. Antiguedad Latinoamericana 14(4):504-506.

Ver el vídeo: LA ISABELA - Primera Ciudad Española en el Nuevo Mundo (Mayo 2020).